Turrón de Kikos

Receta
Turrón de Kikos
Autor
RecetasCuisine
Raciones
1-2 Tabletas (depende del tamaño del molde)
Tiempo
15 minutos aprox. (más reposo)
Ingredientes
300gr de Chocolate negro fondant

125gr de Nutella

70gr de Maíz frito Mistercorn (u otros kikos que sean blanditos)

Hola! Seguimos turroneando, y hoy, os traemos esta receta de turrón con kikos que hice en casa hace un par de semanas o así. La idea de hacerlo, fue de Natalia, que es super fan del turrón de kikos que hace Alber Adriá para Turrones Artesanos Vicens, y que compramos en su tienda desde que está disponible.

Salvando las enormes distancias entre uno y otro, mi versión de andar por casa, está super rica! Os animo a que probéis si no lo habéis hecho ya, esta fabulosa combinación de kikos y chocolate, porque es un auténtico puntazo.

Elaboración:

1. Equipamos el robot con el mezclador y ponemos en el bol el chocolate troceado. Programamos velocidad 3, 45º, 10 minutos. Si al terminar queda algún trocito más entero de chocolate, mezclamos con la espátula y, con el mismo calor de lo que ya se ha deshecho, se terminará de fundir. Si por el contrario, quedara muchos trozos de chocolate aún por deshacer, programaríamos algún minuto más.

2. Cuando lo tengamos listo, añadimos la Nutella y mezclamos con velocidad 6, 30 segundos.

3. A continuación, añadimos los kikos, yo he elegido de Mistercorn, que son más blanditos. Podéis poner de otra marca que sea parecida, pero mejor evitar poner de los que son más duros. Mezclamos con velocidad 6, 20 segundos.

4. Vertemos la mezcla en un molde para turrón, yo lo he puesto en un molde de plástico duro de tableta que mide 20x8cm y 2cm de alto y me ha dado para rellenar otro molde en forma de barrita (salen dos). También hay moldes de madera o de silicona para turrón. Si no tenemos molde específico para este tipo de elaboración, podemos usar uno tipo plum cake, o improvisar uno cortando un brik de leche o zumo por la mitad longitudinalmente, para que nos quede con la forma de una tableta.

5. Repartimos bien por todo el molde, llenando todos los huecos y dejando la superficie lo más uniforme posible. Dejamos caer el molde sobre la encimera, con un golpe seco, para que salgan las burbujas de aire y la mezcla termine de repartirse.

6. Dejamos reposar a temperatura ambiente, y cuando se haya enfriado, lo tapamos bien con film y guardamos en la nevera. Se podría consumir pasadas unas tres o cuatro horas, pero lo ideal es dejarlo de un día para otro, tendrá otra consistencia y estará mejor.

 

Nota: Los moldes que he utilizado son de la tienda Sole Graells. Tienen variedad de diseños para que nos salga quede con alguna forma o dibujo.

Deja un comentario