Torrijas de Brioche

image_pdfimage_print

Receta
Torrijas de Brioche
Autor
RecetasCuisine
Raciones
10-12 unidades
Tiempo
Ingredientes
Para el prefermento del pan

50gr de Harina de fuerza

50gr de Leche tibia

20gr de Levadura fresca de panadero

Para la masa

300gr de Harina de fuerza

5gr de Levadura fresca

85gr de Azúcar

55gr de Leche

60gr de Mantequilla pomada

1 Huevo a temperatura ambiente (más otro huevo batido para pintar el pan)

1 pizca de Sal

Para las torrijas

750ml de Leche

1 ramita de Canela

150gr de Azúcar

1 sobre de azúcar avainillado (8gr)

2 Huevos

Aceite de oliva sabor suave para freír las torrijas

Para el almíbar

100ml de Vino blanco dulce o vino dulce

100ml de Agua

100gr de Azúcar

Hola! Teniendo la Semana Santa a la vuelta de la esquina, quién no está preparando todo para hacer torrijas en casa? Yo este año, aparte de colaborar en las que prepare mi madre, -por cierto ha comprado esta mañana la barra en la panadería- me apetecía prepar otras diferentes, hacer una masa de brioche, y después pasarlas con un almíbar con vino dulce. Mi madre, las reboza en azúcar y algunas, también con canela, porque a mi me gustan así. Podéis ver aquí su receta de torrijas.

Las que yo he hecho están muy buenas, y creo que con ellas, le ha salido competencia a las que ella prepara… pero sin duda alguna, las suyas son la mejores torrijas que he comido nunca.

Os dejamos con la elaboración y la video receta al final. Esperamos que las disfrutéis y paséis una estupenda semana.

Elaboración:

Preparamos el prefermento

La noche antes, preparamos el prefermento. Para ello, disolvemos la levadura en la leche tibia y añadimos seguidamente la harina. Mezclamos bien y dejamos fermentar en un cuenco tapado con papel film. En la primera fotos, os mostramos cómo está recién preparado, y cómo queda pasado el tiempo de reposo.

Preparamos la masa

1. Equipamos el robot con la cuchilla de amasar/picar. Ponemos en el bol la leche y programamos velocidad 2, 35º, 1 minuto para templarla.

2. Añadimos la levadura y mezclamos con velocidad 6, 30 segundos.

3. Añadimos la mantequilla pomada (es decir, semi derretida, como una crema), el huevo a temperatura ambiente, el azúcar y la sal. Programamos velocidad 6, 2 minutos. En la foto, la mantequilla pomada.

4. Añadimos ahora el prefermento que preparamos la noche antes y la harina. Programamos con velocidad 8, 3 minutos.

5. Sacamos la masa y la ponemos en nuestra superficie de trabajo que habremos espolvoreado ligeramente con un pelín de harina. Amasamos a mano durante 3 minutos. Obtendremos una masa elástica que se podrá manejar bien.

6. Pasamos la masa a un bol o recipiente amplio. Tapamos con film y dejamos levar en un lugar cálido hasta que doble su volumen. Estará listo en 60-90 minutos.

7. Pasado este tiempo, vertemos la masa en nuestra superficie de trabajo ligeramente enharinada y amasamos un poquito. Vamos dando la forma a la barra. Yo lo he hecho aplanando un poco la masa, y después plegándola y al final, metiéndo los dedos hacia abajo, en la parte que toca con la encimera, para que quedara prieto.

8. Ponemos la masa en la bandeja del horno, sobre papel de hornear (retocamos la forma si hace falta). Cubrimos de nuevo la masa con un paño, y dejamos que doble su volumen otros 60-90 minutos. Procuramos dejarlo en un lugar cálido y libre de corrientes de aire. Por ejemplo, dentro del horno apagado. En mi caso, el ambiente de la cocina era frío, por lo que decidí, minutos antes de meter la masa, encender el horno a una temperatura bajita, nada, un par de minutos, lo apagué, y al rato metí la masa y así estaba caldeado.

9. Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180º, con calor arriba y abajo. Pintamos el pan con el huevo batido y horneamos. El tiempo de cocción variará en función del grosor proporcionado a la masa del pan, y del tipo de horno, pero será aproximadamente entre 15-20 minutos. Mejor vamos mirando, ponemos 15 minutos, tanteamos, y si hace falta, ponemos otros 5. Si viéramos que nos lo está dorando mucho, y pensamos que es pan no está hecho por dentro, podemos bajr un poco la temperatura, o cubrir el pan con papel de aluminio para que no se nos queme.

10. Cuando veamos que la masa ha dorado, retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

12. A continuación, dejaremos que el pan repose durante un día. Si lo queremos hacer cuanto antes, cuando la barra esté fría, cortamos el pan en rebanadas y dejamos que lo de el aire para que se seque en menos tiempo.

Preparamos las torrijas

1. Este paso podemos hacerlo en el robot o bien a modo tradicional, cociendo la leche al fuego con el resto de ingredientes. Si lo hacemos en el robot, lo equipamos con el batidor y ponemos en el bol la leche, el azúcar la vainilla y la canela. Programamos velocidad 2, 100º, 10 minutos. En este tiempo tiene que hervir, si no es así, ponemos algún minuto más. Yo lo hice al fuego, sin usar el robot.

2. Tapamos y dejamos reposar, cuando se haya enfriado completamente, lo ponemos en un recipiente amplio, para que luego nos resulte práctico para empapar las torrijas.

3. Con la leche ya fría, añadimos los huevos batidos y mezclamos bien.

4. Cortamos el pan en rebanadas de algo más de un dedo de grosor, también se pueden hacer más finas; para mi gusto, están más buenas finas. Si ya las habíamos cortado cuando hicímos el pan, pues obviamente, nos saltamos este paso.

5. Empapamos muy bien el pan en la mezcla de leche aromatizada y huevos, (con cuidado que no se nos rompa) y lo vamos dejando en un plato. Mientras hacemos este paso, podemos poner a calentar la sartén con el aceite donde las freiremos.

6. Freímos cada torrija, por un lado, y cuando esté, la damos la vuelta para que quede dorada por las dos caras.

7. Las vamos dejando en una fuente que tendremos preparada con papel absorbente, para que así pierdan el exceso de grasa.

8. Llegado a este punto, podemos rebozar las torrijas con azúcar, con una mezcla de azúcar y canela, o bañarlas con miel; como más nos guste. En este caso, haremos un almíbar mezclando el vino, al agua y al azúcar en un cazo, ponemos al fuego medio-bajo y sin moverlo, dejamos reducir hasta obtener un almíbar ligero. Yo dejé algunas sin bañar en el almíbar para rebozarlas sólo con azúcar.

9. Bañamos las torrijas en el almíbar por los dos lados y dejamos escurrir sobre un plato.

Aquí tenéis el video en nuestro canal de YouTube, suscribirse no cuesta nada y estaréis al tanto de todo lo que publiquemos.

 

Fuente: Gastronomía & Cía

Deja un comentario