Tarta de Tiramisú y Chocolate

Receta
Tarta de Tiramisú y Chocolate
Autor
RecetasCuisine
Raciones
10-12
Tiempo
Ingredientes
Para la masa brisa

200gr de Harina

20gr de Cacao puro en polvo (tipo Valor)

120gr de Mantequilla fría cortada en dados pequeños

1 Huevo

1 pizca de Sal

1 cucharada rasa de Azúcar

2 cucharadas de Agua fría

Para el relleno

200ml de Nata para montar (mínimo 35% M.G)

100ml de Leche entera

240gr de Chocolate negro fondant

1 cucharada de Café soluble

50ml de Amaretto, ron o similar

1 Huevo

Para la crema de Mascarpone

250gr de Azúcar glass

60gr de Mantequilla a temperatura ambiente

125gr de Mascarpone

Hola, la receta que publicamos hoy es una tarta que nada más verla ya estas queriendo hacerla. Por lo menos es lo que me pasó a mi cuando, leyendo una revista de postres, pasé la hoja y allí estaba, como si el papel cobrara vida y me dijera, Cristina, toma nota y mira a ver qué te falta para hacer esta maravilla. No tardé mucho en tenerlo todo y añadir un pequeño detalle, como fue añadir cacao a la masa para que fuera más chocolatera todavía.

Si no te quieres liar mucho, puedes hacerla con la masa quebrada o pasta brisa (es lo mismo) comprada en el supermercado, pero te recomiendo que te metas en harina y la hagas, porque el resultado es realmente increíble, sobre todo si eres de las personas que se mueren por el chocolate.

El relleno es mega cremoso, con ese punto que le da el café y el licor de almendra, la hace irresistible. Lo que no me entusiasmó mucho, la verdad sea dicha, es la crema de mascarpone que se pone en la superficie, pero porque por lo general, ese tipo de cremas (frosting o buttercream) la verdad que no son muy de mi agrado. Para la próxima vez, no lo pondré, y seguro que no lo echo de menos.

Elaboración:

Preparamos la masa brisa

1. Equipamos el robot con la cuchilla de amasar/picar. Ponemos en el bol la harina, el cacao, el huevo, 1 pizca de sal, el azúcar y la mantequilla la tendremos previamente cortada en daditos en la nevera, para que al sacarla y añadirla al bol esté fría. Programamos velocidad 6, 1 minuto.

2. Añadimos el agua, en principio dos cucharadas, pero si la masa nos lo pide, añadimos otro poquito. Programamos velocidad 6, 1.30 minutos. Sacamos del bol a una superficie de trabajo ligeramente enharinada. Terminamos de amasar a mano hasta obtener una masa homogénea y compacta. Envolvemos en film y guardamos en la nevera durante 30 minutos mínimo, si es más no pasa nada.

3. Pasado este tiempo de reposo, y con la masa ya masa ya bien consistente y mucho más manejable, nos dispondremos a estirarla con un rodillo entre dos papeles de horno. Cubrimos con la masa estirada un molde desmontable que tendremos previamente engrasado con un pelín de mantequilla. Podemos ayudarnos enrollando la masa en el rodillo para pasarla al molde.

Para quitar la masa sobrante que nos cuelgue, pasamos el rodillo por el canto del molde, así se recortará fácilmente. Yo estos restos, los he hecho una bola y los he estirado de nuevo para hacer dos bases de tartaletas que luego, una vez horneadas y frías, he rellenado con natillas de chocolate.

4. Pinchamos con un tenedor toda la base del molde, y lo forramos con papel de albal. Cubrimos con legumbres secas (apara que haga peso y la masa no suba en el horno) y horneamos con el horno precalentado a 190º durante 15 minutos.

5. Sacamos del horno, quitamos el papel con las legumbres (una vez frías las podemos guardar y reutilizar para el mismo fin) y volvemos a hornear a 190º, 5 minutos. Sacamos y dejamos enfriar por completo.

Preparamos el relleno

1. Equipamos el robot con el mezclador. Ponemos en el bol la nata y la leche. Programamos velocidad 2, 100º, 3 minutos o hasta que empiece a hervir.

2. Una vez esté hirviendo, añadimos el chocolate picado, el café y el licor. Programamos velocidad 4, 65º, 5 minutos. El chocolate se tiene que derretir por completo, si es necesario, le damos más tiempo.

3. Dejamos enfriar bastante. Podemos separar el bol de la base del robot para que se enfríe antes, o yo lo que hago es llenar un poco el fregadero con agua fría y meter del bol directamente, así se enfría antes y no hay que esperar. La base se puede mojar sin problema.

4. Una vez que haya perdido temperatura, añadimos el huevo y programamos velocidad 4, 1.30 minutos para integrarlo. Si lo hiciéramos con la mezcla de chocolate caliente, el huevo se podría cuajar, por seso hacemos que se enfríe antes.

5. Vertemos esta mezcla sobre la masa horneada y la extendemos de manera uniforme. Horneamos a 180º, 20-25 minutos aprox. hasta que el relleno tenga consistencia firme en los bordes, pero mantenga el centro aún esponjoso.

6. Dejamos enfriar un poco a temperatura ambiente y guardamos en la nevera.

Para la crema de mascarpone

1. Equipamos el robot con el batidor. Ponemos en el bol el azúcar glass, la mantequilla a temperatura ambiente, y el mascarpone. Batimos con velocidad 6-8 unos segundos hasta obtener una crema firme y fina. Cuidado de no batir en exceso o se nos cortaría.

2. Pasamos a una manga pastelera con boquilla redonda y cubrimos la superficie de la tarta haciendo montoncitos. Espolvoreamos con cacao en polvo a través de un colador para que caiga fino y refrigeramos la tarta hasta el momento de servir. Mejor que repose al menos una hora.

 

Notas:

– Como hemos dicho en el enunciado, se puede hacer con la masa comprada. Si lo hacecemos así, pues empezamos la receta poniendo la masa estirada en el molde, el resto seguimos los mismos pasos para el horneado.

– Se puede hacer sin la crema de mascarpone. Una vez horneada y fría la tarta, se espolvorea el cacao y nos quedará igualmete rica sin la crema. Eso ya, al gusto de cada uno.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.