Tarta de Crema Pastelera y Mermelada de Zarzamora

image_pdfimage_print

Receta
Tarta de Crema Pastelera y Mermelada de Zarzamora
Autor
RecetasCuisine
Raciones
8-10
Tiempo
90 minutos (aprox.)
Ingredientes
Para la base de masa quebrada

350gr de Harina de repostería

130gr de Mantequilla muy fría cortada en trozos pequeños

70gr de Agua

1 pizca de Sal

1 cucharadita de Azúcar

1 cucharadita de Levadura química (tipo Royal)

Para la crema pastelera

400ml de Leche

200ml de Nata para montar

4 Yemas de huevo

100gr de Azúcar

La piel de 1 limón (sin la parte blanca)

25gr de Maicena

Para cubrir la superficie

Mermelada de zarzamora “La Teja”

Hola! Sabemos que, como a nosotras, os gustan las tartas que podemos preparar con nuestro robot de cocina, y hoy hemos decidido compartir esta receta de tarta de crema pastelera y mermelada de Zarzamora para que os animéis a hacerla en casa.

Esta vez no hemos preparado la mermelada nosotras, si no que hemos optado por poner una mermelada que nos han enviado desde “La Tejea” y el resultado de la tarta, ha sido brutal. Y no es de extrañar, ya que para hacer sus productos, utilizan materias primas de primer nivel, con un trato artesanal en sus elaboraciones, sin colorantes ni conservantes, nada de química; contando con el certificado de Industria Artesana.

La Tejea es tradición, y se nota en lo que podemos compar bajo su marca. Producen desde el Real de San Vicente, un pueblo de Toledo, un pueblo pequeño (y precioso por cierto), donde esta empresa sigue haciendo las cosas con ese trato y gusto por lo tradicional y lo artesano.

Mi primer contacto con productos de La Tejea, fue al comprar un botecito de mermelada de cebolla ya hace unos cuantos años, y quedé maravillada por su sabor y textura, nada artificial, todo lo contrario. Después seguí visitando la tienda donde lo vendían expresamente para descubrir más cositas de ellos, y así fue como probé también otras mermeladas, como la de tomate, o los pimientos asados en almibar que fueron un auténtico descubrimiento. Cositas que te recuerdan a lo que puedes hacer en casa, a las recetas de la abuela… siempre viene genial tener a mano una de sus conservas y poder utilizarla a la hora de cocinar para conseguir un plato con sabor casero y natural.

Bajo estas líneas, podéis ver la receta que hemos seguido para preparar esta pedazo de tarta con crema pastelera y mermelada de zarzamora.

Elaboración:

1. Empezamos preparando la masa quebrada. Para ello, equipamos el robot con la cuchilla amasar/picar. Ponemos en el bol todos los ingredientes, la mantequilla, como pone en la lista, es importante que esté muy fría.  Programamos velocidad 6, 20 segundos.

2. Hacemos una bola con la masa, la apretamos, la ponemos en un recipiente tapado y la guardamos en la nevera durante 20-30 minutos para que la masa esté consistente cuando la vayamos a estirar.

3. Mientras reposa la masa, preparamos la crema pastelera. Para ello, con el bol limpio, equipamos el con el batidor. Ponemos en el bol 300ml de leche, la nata, el azúcar, y la piel de limón. Programamos velocidad 2, 95º, 7 minutos.

4. Finalizado el programa, ponemos el tapón y dejamos infusionar durante 10 minutos. Al dejar reposar, conseguimos que la leche se aromatice con el sabor del limón.

5. Pasado este tiempo, retiramos la piel de limón. Mezclamos en un cuenco los 100ml de leche restantes, las yemas y la maicena. Añadimos al bol y programamos postres, velocidad 2, 95º, 7 minutos. Si lo hacemos con el modelo i-Companion pondremos manualmente la velocidad, la temperatura y el tiempo.

6. Vertemos la crema en una manga pastelera o si lo hacemos en un recipiente, tapamos con papel film, que quede en contacto con la superficie de la crema y llevamos a la nevera.

7. Sacamos la masa quebrada de la nevera, la estiramos sobre nuestra superficie de trabajo y forramos con ella el molde donde la vayamos a hornear (para trasladarla al molde, podemos ayudarnos enrollándola masa en el rodillo). Yo utilizo un molde de aro desmontable de 26cm.

8. Presionamos suavemente con los dedos, ajustando la masa a la base del molde y a los bordes.

9. Para retirar la masa sobrante podemos emplear un cuchillo. También podemos pasar el rodillo por los bordes cortando la masa con el filo de este si lo tuviera, como yo lo hice con mi molde. Podemos aprovechar los recortes sobrantes de masa, hacer tiras con ellos, y utilizarlos para decorar la superficie de la tarta haciendo una especie de enrejado.

10. Con un tenedor, pinchamos toda la superficie de la base. Ponemos papel de plata sobre la masa, y cubrimos con legumbre secas. Debemos poner este peso para que la masa no suba al hornearla.

11. Con el horno precalentado 200º, metemos la masa y cocinamos 15 minutos. Sacamos del horno y si vieramos que aún le falta cocción, horneamos unos minutos más ya sin el papel de plata con el peso.

12. Una vez fría, la rellenamos con la crema pastelera. Si la hemos puesto en la manga y está muy compacta, la hacemos rodar un poco con las manos para que salga fácilmente por la boquilla; si la tenemos en un recipiente, la removemos bien y la vamos extendiendo por toda la base de la tarta.

13. Repartimos la mermelada cubriendo bien toda la crema (si queremos decorar con los recortes de masa, los colocamos ahora) y llevamos al horno a 180º durante 10 minutos aprox.

14. Sacamos del horno y dejamos que se temple un poco antes de desmoldarla, dejamos que se enfríe por completo antes de consumir. Podemos guardarla en la nevera.

 

Notas:

– Si un día queremos prepara esta tarta y tenemos menos tiempo, podemos utilizar la masa quebrada comprada del supermercado, en lugar de hacerla nosotros.

– Yo lo que hago para repartir la faena, es prepara la crema el día antes, así cuando quieorhacer la tarta, sólo me tengo que encargar de preparar la masa.

Deja un comentario