Receta
Solomillo de Cerdo en Salsa de Pedro Ximénez
Autor
RecetasCuisine
Raciones
4
Tiempo
70 minutos (aprox.)
Ingredientes
1 Solomillo de cerdo de unos 700gr aprox.

1 Cebolla pequeña o media si es grande

1 vaso de vino Pedro Ximénez

30gr aprox. de Uvas pasas

2 vasos de Caldo de pollo o 2 vasos de agua y una pastilla de caldo

Harina

Aceite de oliva

Sal

Pimienta

Hola! Hace tiempo que tenía apuntada esta receta, y el otro día surgió el momento de por fin hacerla en casa. Es una carne en salsa que prepara mi tío y le queda deliciosa, con ella triunfa siempre que la prepara para alguna comida familiar, no hay nadie que no quiera repetir.

De esto que la receta empieza a rular y la prepara mi madre en casa, que como en ese momento no tenía pasas, puso orejones, y aunque también nos gustó, nos quedamos con la opción pasas, ya que con los orejones es quizá demasiado dulce. Podéis probar con lo que más os guste o tengáis a mano y ya decidís, porque seguro que, si la hacéis un día, vais a querer volver a prepararla. Ya veréis lo fácil que es de preparar!

Elaboración:

1. Limpiamos la carne retirando con un cuchillo toda la grasa que tenga para dejarlo bien limpio. Lo salpimentamos y lo pasamos por harina. En una sartén con el fondo cubierto de aceite, lo sellamos por todos sus lados hasta que se dore la harina.  Reservamos.

2. Equipamos el robot con el mezclador. Ponemos en el bol el aceite donde hemos sellado la carne y añadimos la cebolla que tendremos cortada en tiras. Programamos cocción lenta P1, 130º, 7 minutos, sin tapón.

3. Añadimos el Pedro Ximénez y programamos cocción lenta P1, 130º, 3 minutos, sin tapón para que se evapore el alcohol.

4. Añadimos el caldo de pollo o el agua y la pastilla de caldo y las uvas pasas. Programamos cocción lenta P1, 130º, 5 minutos para que cueza un poquito.

5. Mientras, cortamos el solomillo en medallones y cuando termine el programa, lo añadimos al bol. Programamos cocción lenta, P2, 95º, 50 minutos. Mientras avanza el programa, miramos de vez en cuando por si fuera necesario añadir más caldo. Si al finalizar viéramos que la carne no está lo suficientemente tierna, programamos unos minutos más. La salsa ha de reducir y quedar melosa, si vemos que esto no sucede, subimos la temperatura programando cocción lenta P1, 130º. Siempre sin tapón para que se evapore el líquido y la salsa reduzca.




Receta
Filetes de Lomo a la Cerveza
Autor
RecetasCuisine
Raciones
6
Tiempo
60 minutos (aprox.)
Ingredientes
1kg de Filetes de lomo de cerdo

2 Zanahorias

1 Cebolla

2 dientes de Ajo

1 lata de Cerveza (negra o rubia, al gusto)

1 hoja de Laurel

1 vaso de Caldo de pollo (o agua y ½ pastilla de caldo)

Aceite de oliva

Sal

Pimienta

Hola! Hoy os traemos un plato muy sencillo de hacer y que está tan bueno, que al final, se termina convirtiendo en una de tus recetas habituales.

La verdad que tenía un poco de lado la carne de cerdo, con esto de la “dieta”, me decantaba más por pollo como norma, y carne roja una o dos veces a la semana; para estos casos también recomiendan la carne de conejo, pero esa no me entusiasma mucho… he probado cocinado de varias formas, y no termina de convencerme.

Mucha parte de la grasa del cerdo es visible,  por lo que se puede extraer con facilidad y así disfrutar de cortes de carne prácticamente libres de grasas, como el lomo. También el solomillo y en general las partes magras del cerdo nos encajarían perfectamente en nuestra lista de la compra si nuestro objetivo es perder peso. Claro, luego hay que cocinarlo de manera saludable, y evitar acompañarlo de salsas super calóricas o patatas fritas, que os veo venir…

La partes más grasas o que más colesterol contienen y  que debemos evitar en ese caso, son las chuletas, el hígado y como no el tocino, las salchichas y los embutidos. Yo todo eso, destierro total; bueno, salvo algún bocata de lomo embuchado que me cae alguna mañana para el desayuno…

A final de verano os cuento el total de lo que he perdido desde enero, y os adelanto ahora que acabo de entrar en las dos cifras y sin vivir una condena; simplemente cambiando algunos hábitos que tampoco me han supuesto mucho esfuerzo. Por eso os animo a que al menos lo intentéis; mucha gente no podrá adelgazar por motivos de salud, o necesitarán verdadera ayuda de un profesional para lograrlo, pero en muchos de los casos, simplemente cambiando nuestras rutinas, tanto en la comida como en el ejercicio diario que realizamos, se consiguen unos resultados sorprendentes; sin locuras, sin dietas milagro, con sentido común y mucha energía.

Elaboración:

1. Doramos los filetes en una sartén a fuego fuerte, lo justo para que queden sellados. Retiramos del fuego, salpimentamos al gusto y reservamos.

2. Equipamos el robot con el mezclador y ponemos en el bol las zanahorias que tendremos peladas y cortadas en rodajas, añadimos unas tres cucharadas de aceite y programamos cocción lenta, P1, 130º, 5 minutos, sin tapón todos los pasos.

3. Añadimos la cebolla picada y los dientes de ajo también picados. No hace falta que nos esmeremos en picar fino, puesto que luego trituraremos la salsa. Programamos cocción lenta P1, 130º, 8 minutos. A la mitad del tiempo o así, echamos un pellizco de sal por el bocal.

4. Finalizado el programa, añadimos la cerveza, 1 hoja de laurel y el caldo de pollo. Programamos cocción lenta P1, 130º, 5 minutos para que se evapore el alcohol y cueza un poco.

5. Incorporamos los filetes reservados y programamos cocción lenta, P2, 95º, 35 minutos. A la mitad del programa, abrimos, damos una vuelta con la espátula y si hiciera falta, añadimos más caldo.

6. Finalizado el tiempo, si vemos que el queda mucho líquido todavía, programamos cocción lenta P1, 130º, 10 minutos. Tiene que quedar una cantidad adecuada de líquido para que al triturarlo nos quede una salsa densa y no aguada.

7. Retiramos la carne y la hoja de laurel, reservamos algunas zanahorias para servir como guarnición y el resto las dejamos en el bol. Quitamos el mezclador y ponemos la cuchilla ultrabalde. Ponemos el tapón para que no salpique y trituramos con velocidad 8-10 hasta obtener la salsa. Probamos de sabor por si tenemos que rectificar.

8. Servimos los filetes con la salsa y las zanahorias reservadas como guarnición.

 

Notas:

– Si queremos, una vez triturada la salsa, podremos pasarlo por un colador chino para dejarlo con una textura más fina.

– Elegiremos una variedad de cerveza que nos guste. Yo lo he probado con cerveza rubia y negra, y gustandome las dos clase, me quedo con el sabor que le aporta la negra.




Receta
Lasaña de Carne
Autor
RecetasCuisine
Raciones
4-6
Tiempo
90 minutos aprox. (más horneado)
Ingredientes
500gr aprox. de Carne de ternera

500gr aprox. de Carne de cerdo

1 Zanahoria mediana

1 talllo de Apio

1 Cebolla

1-2 dientes de Ajo (según tamaño)

Aceite de oliva

75ml de Vino blanco

2 cucharadas de salsa Worcestershire (salsa Perrins)

1 cucharada de Orégano

1 cucharada de tomillo o de albahaca seca

Pimienta

Sal

1 cucharada de azúcar

780gr de Tomate entero pelado (peso neto) o de tomate triturado

Placas de lasaña

120gr de Queso rallado para gratinar/fundir (puede ser mezcla de varios quesos)

20gr de Parmesano

Para la bechamel

1L de Leche

100gr de Harina

100gr de Mantequilla a temperatura ambiente

Pimienta

Sal

Nuez moscada

Hola! Hace un siglo que no preparaba lasaña de carne, y eso que nos gusta mucho en casa. Pero nos dió el punto, y en vista que teníamos todo lo necesario para hacerla, principalmente tiempo, nos pusimos al lío y este es el resultado.

Normalmente, la preparamos en envases de aluminio de ración, de estos que son de usar y tirar y así congelamos y tenemos para otras ocasiones. Pero sólo teníamos envase de los grandes, entonces gastamos un par de raciones y el resto lo dividimos y congelamos en tápers. Si sois poquitos en casa, podéis hacerlo así también, y si os parece mucho, podéis dividir los ingredientes, y hacer la mitad de cantidad.

Elaboración:

1. Equipamos el robot con la cuchilla ultrablade. Ponemos en el bol la carne en trozos y la picamos con velocidad 12 durante unos 30 segundos. Evitaremos poner la carne picada que venden preparada en los supermercados, si no la picamos nosotros en el robot, pedimos en la carnicería que nos la piquen. Reservamos.

2. Raspamos la zanahoria, la cortamos en rodajas y la ponemos en el bol. Añadimos también el ajo entero, la cebolla en cuartos y el apio troceado. Picamos con PULSE unos segundos (Velocidad 13 en el modelo i-Companion) Abrimos, bajamos los restos de las paredes del bol hacia el centro de la cuchilla, y picamos de nuevo.

3. Cambiamos la cuchilla por el mezclador. Añadimos 3-4 cucharadas de aceite y programamos cocción lenta P1, 130º, 10 minutos. (Sin tapón todos los pasos)

4. Añadimos el vino y programamos cocción lenta P1, 130º, 2 minutos.

5. Añadimos la carne picada y programamos cocción lenta P1, 130º, 15-20 minutos, según lo veamos. A la mitad del tiempo, abrimos y la damos una vuelta. Si está apelmazada, con la espátula, la removemos para que se suelte un poco.

6. Cortamos el tomate de la lata en trocitos y lo añadimos al bol con el jugo. Si lo preferís, podéis hacerlo con tomate de lata ya triturado. Condimentamos al gusto con sal, pimienta, orégano y tomillo o albahaca, añadimos una cucharada de azúcar y la salsa perryns. Damos una vuelta con la espátula, que se mezcle todo un poco. A continuación, programamos cocción lenta P2, 100º, 40-45 minutos.

7. Cuando falten unos 5 minutos para terminar, abrimos, probamos y rectificamos algún condimento si hace falta.  Sacamos del bol y reservamos de momento.

Preparamos la bechamel

1. Con el bol limpio, equipamos con el batidor y ponemos en el bol la leche, la harina, la sal, la pimienta y la nuez moscada al gusto. Mezclamos con velocidad 6, 1 minuto 30 segundos.

2. A continuación, añadimos la mantequilla troceada y a temperatura ambiente. Programamos velocidad 4, 90º, 15 minutos. Podemos añadir media pastilla de caldo de carne para que tenga más sabor.

3. Mientras se hace la bechamel, preparamos las placas de lasaña como nos indique el fabricante en el envase.

Montamos la lasaña

1. En una fuente apta para horno, untamos la base con un poquito de mantequilla y cubrimos con una primera capa de pasta. Añadimos una capa de relleno y encima, una capade bechamel. Espolvoreamos con queso rallado y encima, otra capa de pasta. Repetimos: relleno, bechamel y por último queso. Sobre la última capa de queso para gratinar, rallamos el parmesano, o podemos hacerlo todo con parmesano si queremos.

2. Cocinamos en el horno a 180º durante 10 minutos, y pasado este tiempo, aumentamos la temperatura a 250º hasta que el queso nos quede bien gratinado.

3. Sacamos del horno y dejamos reposar en la fuente unos minutos antes de servir, para que la podamos partir bien y no se nos desmorone.




Receta
Albóndigas en Salsa de mi Madre
Autor
RecetasCuisine
Raciones
4-6
Tiempo
60 minutos (aprox.)
Ingredientes
Para las albóndigas

500gr aprox. de Carne ternera

500gr aprox. de Carne de cerdo

1 cucharadita de Ajo en polvo

1 cucharadita de Perejil picado seco

1 Huevo

Pan rallado

Harina

Aceite para freír

Para la salsa

1 Cebolla mediana o ½ si es grande

2 hojas de Laurel

Aceite de oliva

1 diente de Ajo

1 ramita de Perejil fresco

50gr aprox. de Jamón picado

1 Huevo cocido

Sal

1 pastilla de Caldo de verduras

700ml de Agua

¼ de cucharadita de Colorante

Hola! Publicamos hoy una receta que me trae muy buenos recuerdos de infancia, de cuando iba al cole y llegaba a casa a medio día, tiraba al suelo la cartera y corria a la cocina guiada por el olorcito tan rico que desprendían las albóndigas en salsa de mi madre. Era un plato que me entusiasmaba por aquel entonces, me comía todo lo que me ponían sin rechistar y la gozaba pringoteando en la salsa.

La pedí la receta, y las preparé siguiendo sus indicaciones, aunque me siguen gustando más las suyas. Será porque si las hace ella, las da ese toque de madre que las hace irresitibles. Bajo estas lineas os dejamos con la receta, si las hacéis, contad con bien de pan, y a mojar!

Elaboración:

1. Para hacer las albóndigas, equipamos el bol con la cuchilla ultrablade y ponemos en el bol la carne de ternera y la de cerdo. Picamos con velocidad 12 durante 30 segundos aprox. Nos saldrá cantidad para unas 35 unidades de tamaño medio.

2. Ponemos la carne en un bol amplio y añadimos el ajo, el perejil, el huevo y una cucharada aprox. de pan rallado. Mezclamos bien, que se integren todos los ingredientes y nos quede ligado. Tapamos y dejamos reposar en la nevera durante al menos 30 minutos. Mientras, si queremos podemos ir haciendo la salsa.

3. Pasado el tiempo de reposo, tomaremos porciones de masa y hacemos bolas para dar la forma característica de las albóndigas.

4. A continuación, las pasamos por harina, sacudimos el exceso y las freímos en la freidora o la sartén.

 

5. Para hacer la salsa, equipamos el bol limpio con el mezclador y añadimos la cebolla picada, dos o tres cucharadas de aceite y el laurel. Programamos cocción lenta P1, 130º, 7 minutos, pasados unos minutos, añadimos un pellizco de sal por el bocal. (Sin el tapón todos los pasos)

6. Picamos el ajo y el perejil y lo machacamos bien en el mortero. Añadimos al bol y programamos P1, 130º, 3 minutos.

7. Picamos el jamón y añadimos al bol. Programamos cocción lenta P1, 130º, 5 minutos.

8. A continuación, añadimos la pastilla de caldo desmenuzada, el agua, el huevo cocido picado y el colorante. Programamos cocción lenta P1, 130º, 5 minutos para que empiece a cocer.

9. Una vez es agua esté cociendo, añadimos las albóndigas y programaos cocción lenta P1, 130º, 10 minutos.

10. Probamos de sabor y rectificamos de sal si es necesario. Ahora sí, ponemos el tapón y dejamos reposar durante al menos un par de horas antes de servirlo, para que esté más rico. Cuando lo vayamos a comer, podemos calentarlo programando velocidad 2, 100º, 5 minutos.




Receta
Arroz con Costillas
Autor
RecetasCuisine
Raciones
2
Tiempo
40 minutos (aprox.)
Ingredientes
4-5 trozos de Costillas de cerdo por persona

Aceite de oliva

½ Cebolla

2 dientes de Ajo

1 cucharada rasa de perejil picado (mejor fresco)

¼ de cucharadita de Pimentón de La Vera (dulce o picante)

4 cucharadas de Salsa de tomate frito casero

180gr de Arroz redondo

75ml de Vino blanco

800ml de Caldo de verduras o carne

Hola! La verdad que, a estas alturas de la vida, nunca me había dado por comer ni por cocinar arroz con costillas. Cuanto menos curioso, porque suelo comer de todo y siendo el arroz uno me mis platos preferidos, es raro que no hubiera combinado ambas cosas.

Pero nunca es tarde si la dicha es buena, que se suele decir, y como tenía unas costillas que compre para hacerlas guisadas con patatas, y me iban a sobrar unos trozos, pensé que podría estar bien hacerlos con arroz. Bendita la hora, porque pude disfrutar de un señor plataco que, sin duda, repetiré más veces. Si queréis, estáis invitados!

Elaboración:

1. Equipamos el robot con el mezclador. Ponemos en el bol 2-3 cucharadas de aceite y las costillas. Programamos cocción lenta P1, 130º, 10 minutos. (Sin tapón todos los pasos)

2. Mientras, picamos la cebolla menuda y hacemos un majado en el mortero con el ajo picado, el perejil y un chorrito de aceite.

3. Finalizado el programa, sacamos las costillas, las condimentamos con sal y las reservamos aparte.

4. A continuación, en ese mismo aceite que nos queda en el bol (si hace hiciera falta se añade un poquito más) ponemos la cebolla que hemos picado y programamos cocción lenta P1, 130º, 5 minutos.

5. Añadimos el majado de ajo y perejil y programamos cocción lenta P1, 130º, 5 minutos.

6. Añadimos el pimentón y damos una vuelta con la espátula. Añadimos la salsa de tomate y programamos velocidad 2, 100º, 1 minuto.

7. Incorporamos el arroz y el vino blanco. Programamos cocción lenta P1, 130º, 2 minutos.

8. Añadimos el caldo y programamos velocidad 2, 120º, 16 minutos.

9. A los seis minutos, añadimos las costillas y dejamos terminar.

10. Probamos el punto y si hace falta añadimos sal.