Salsa de Tomate en Conserva

Receta
Salsa de Tomate en Conserva
Autor
RecetasCuisine
Raciones
4-5 tarros medianos (aprox.)
Tiempo
Ingredientes
2kg de Tomates maduros (que sean buenos)

Aceite de Oliva

1 cucharadita de Sal

1 cucharada de Azúcar

1 cucharada de Orégano seco

Pimienta recién molida (al gusto)

Hola! Os traemos esta receta que nos vendrá muy bien para aprovechar los tomates de la temporada, y hacer con ellos una buena remesa de salsa de tomate en conserva para ir gastando el resto del año.

El procedimiento no es nada complicado, y seguro que lo habéis hecho muchas veces a modo tradicional, pero con el robot también se queda fantástico, y tendremos que estar mucho menos pendientes.

Lo más importante, es que los tomates sean buenos, tomates de verdad, con todo su aroma y sabor; los tomates random de supermercado, que los cortas y ni siquiera huelen a tomate, esos mejor que no, ya que no merecerá la pena luego el resultado. Si los cogéis de vuestro propio huerto, de maravilla, seguro que os queda una salsa espectacular, como a nosotras en este caso. Y si el orégano también es recién recolectado, pues le aportará un buen gusto a nuestra elaboración.

Elaboración:

1. Comenzamos poniendo una olla al fuego con agua. Hacemos un corte en forma de cruz en el culo de los tomates y cuando el agua esté hirviendo, los añadimos. Dejamos que se escalden durante 2 minutos, y los sacamos, así los podremos pelar fácilmente.

2. Equipamos el robot con la cuchilla de amasar/picar. Escurrimos los tomates y los añadimos al bol. Agregamos un buen chorreón de aceite de oliva, bastante generoso y programamos velocidad 2, 120º, 30 minutos, sin tapón.

3. Finalizado el tiempo, ponemos el tapón y dejamos un minuto con velocidad 12, sin temperatura.

4. Programamos de nuevo con velocidad 2, 120º, 30 minutos, sin tapón. A la mitad del programa aproximadamente, añadimos por el bocal el orégano, el azúcar, la sal y la pimienta; os he puesto cantidades, pero puede ser un poco al gusto, o podéis prescindir del orégano, aunque le dará un buen sabor a nuestro tomate.

5. En este tiempo, ha de reducir prácticamente a la mitad y quedarnos una salsa espesa y homogénea. De hacer falta, podemos dejar algo más de tiempo hasta que tenga la consistencia adecuada. Probamos de sabor y rectificamos los condimentos hasta que esté a nuestro gusto.

6. Colocamos de nuevo el tapón para evitar salpicaduras y trituramos con velocidad 12, 2 minutos.

7. A continuación, preparamos los tarros para hacer las conservas de la siguiente manera:

 

  • En una cacerola amplia, ponemos agua a hervir, y una vez hirviendo, metemos los tarros y las tapaderas; dejamos cocer durante 10 minutos para esterilizar. Colocamos sobe un trapo limpio y dejamos secar.

 

  • Llenamos con la salsa, cerramos bien con las tapaderas y sumergimos boca abajo en agua hirviendo. Dejamos 10 minutos y sacamos con cuidado de no quemarnos. Colocamos de nuevo en un trapo limpio, boca abajo y no lo movemos durante varias horas.

 

  • Pasado este tiempo, lo almacenamos en un lugar fresco y seco y nos aguantará unos meses. Cuando vayamos a abrir un tarro, estaremos atentos para escuchar el sonido que hace la tapadera al abrirse estando cerrado al vacío. Si ha pasado mucho tiempo desde que lo hicimos, y no lo escuchamos ese “pop” de la tapa, entonces el vacío no se habrá hecho bien en su momento, y es mejor desecharlo y no tomarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.