Pizza con base de Coliflor (sin Harina)

image_pdfimage_print

Receta
Pizza con base de Coliflor (sin Harina)
Autor
RecetasCuisine
Raciones
2
Tiempo
35 minutos (aprox.)
Ingredientes
220gr de Coliflor

1 Huevo

2-3 cucharadas de almendra molida o semillas de lino molido

Orégano o hierbas provenzales al gusto

Pimienta

Sal

Ajo en polvo

Parmesano rallado en polvo (opcional)

El relleno va al gusto, yo puse:

Salsa de tomate sin azúcares añadidos (se puede hacer con concentrado de tomate)

Un poquito de mozzarella

Pechuga de pavo braseada en tiras

Cebolleta

Orégano

Hola! Os presento a mi nueva pizza favorita, la pizza con base de coliflor y sin harina. Es una pizza que lleva tiempo triunfando, pero que yo no me atrevía a preparar. Soy -o era- enemiga total y absoluta de esta verdura que, aún sin haberme hecho nada, no la puedo -o podía- soportar.

Aunque evidentemente no se puede comparar, me ha parecido una buena alternativa a las pizzas de siempre; y mira que me gusta una pizza… ya sea la de masa gruesa, la fina y crujiente, la Domino’s, la que tiene el borde relleno de queso; me da igual, como diría aquél, me gustan todas… Aparte de una alternativa menos calórica respecto a estas pizzas, también una buena forma de que los detractores de la coliflor, o los niños que no quieren comer verdura, se hagan amigos de ella.

Dentro de mi “planning” para perder peso, cabe perfectamente el poder comerme una pizza tradicional de vez en cuando, en lo que se conoce como comida trampa o cheat meal, que no significa más que permitirse una comida libre cuando estás siguiendo una dieta. Realmente yo no sigo ninguna, voy por libre comiendo sano, y apartando de mi alimentación lo que todos sabemos que no se puede comer cuando nuestro objetivo es encontrarnos mejor y que la bácula marque menos.

Pero sabiendo que existía la opción de hacer una pizza de este estilo, y dejando a un lado mis negativas ante la posibilidad de que una coliflor entrara en casa, me aventuré a prepararla; la verdad sin mucha Fe, pensando que después de hacerla, se iba a quedar ahí tristemente sin que nadie se la comiera y tendría que pasar al plan B para cenar esa noche. Mira por donde, todo lo contrario, para mi sorpresa, fue un auténtico acierto atreverme a prepararla, y pude disfrutar de una estupenda comida que, sin duda, repetiré en más ocasiones.

Elaboración:

1. Lo primero que haremos será tener lista la coliflor. Para ello, cortaremos los ramilletes hasta sacar 180gr. Lavamos bien, escurrimos y lo utilizaremos estando bien seco.

2. Equipamos el robot con la cuchilla ultrablade. Ponemos en el bol la coliflor y trituramos con velocidad 10-12 hasta que nos quede en granitos, como si fuera un cuscús. Durante el proceso, abrimos varias veces, bajamos los restos de las paredes hacia el centro de la cuchilla y seguimos triturando hasta ver que está bien picadito.

3. Precalentamos el horno a 180º

4. Pasamos a un recipiente y añadimos el huevo, las semillas o almendra (yo puse de esta última, otro día probaré con el lino), un pellizco de sal, el parmesano (unos 15gr) el orégano o las hierbas que queramos, la pimienta, el ajo en polvo y , todo en cantidad al gusto. Mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea, húmeda pero maleable. Si la vierais muy húmeda, podéis rectificar y añadir un poquito más de almendra o queso.

5. Ponemos en la bandeja del horno papel de hornear, y sobre el papel, volcamos nuestra masa. Extendemos con una espátula o cucharón (yo terminé aplanándola con los dedos) y la damos la forma redondeada, o rectangular, dejándola lo más fina posible.

6. Horneamos unos 20 minutos (dependerá del tipo de horno) o hasta que veamos que los bordes están dorados y el resto de la masa esté seca al tacto.

7. Esperamos a que se enfríe ligeramente y rellenamos al gusto con los ingredientes que queramos. Horneamos unos minutos más, hasta que se haya fundido el queso y los bordes estén crujientes. Yo al sacarla del horno, noté que estaba muy blandita por el centro, y la dejé un rato más, pero en lugar de la bandeja, la puse con el papel de hornear en la base del horno, para que la diera el calor directamente. Quedó perfecta!

 

Notas:

– Serviremos la pizza al momento, recién hecha, ya que la “masa” pierde textura al enfriarse y humedecerse. Según tengo entendido, se puede recalentar en la sartén o plancha, pero yo no lo he probado.

– Hay quien prefiere cocer en el microondas, en el horno o en una sartén la coliflor triturada antes de hacer la masa, para quitarle humedad. En la receta que yo he seguido, no hacían este paso por ser más cómodo así, y el resultado es más que satisfactorio. Aunque otro día tal vez pruebe a cocerla un rato antes en el micoondas.

Fuente: Directo al Paladar

 

Aquí tenéis el video con la receta:

2 comments

  1. Olivia Bates dice:

    All looks delicious

Deja un comentario