Receta
Phoskitos Caseros
Autor
RecetasCuisine
Raciones
12-14 unidades
Tiempo
Ingredientes
Para el relleno

400ml de Nata para montar (mínimo 35% M.G)

40gr de Azúcar glass

1 cucharadita de aroma de vainilla o un sobre de azúcar avainillado

Para el bizcocho

4 Huevos L

125gr de Azúcar

125gr de Harina de repostería

1 pizca de Sal

Para la cobertura de chocolate

250gr de Chocolate fondant

25gr de Aceite de girasol

Hola! Hoy os traemos una receta que hará las delicias de los más peques de la casa, y de los no tan peques claro… y es que, a quién no le apetece comerse un phoskito para merendar, en el cafetito de sobre mesa, o a la hora de irse a la cama con un vaso de leche. A mi desde luego cualquiera de estos momentos me parece más que oportuno, eso sí, que tampoco se convierta en una costumbre, al meno si estás vigilando el peso, porque estas cosas, ya sabemos, que aunque sean caseras, y más sanotas que las industriales, también tienen lo suyo, y luego… que no vengan los lamentos cuando pensemos que han entrado en nuestro armario para encogernos la ropa a traición.

Yo sigo en mi proceso de mandar al traste esos kilos que tanto me estorban, y la verdad que estoy contenta, porque semana tras semana, incluso estando de vacaciones, y cometiendo alguna vez pecaditos como los de la receta de hoy, se ven poco a poco los resultados, y eso, aparte de ser maravilloso, te anima a seguir adelante.

Elaboración:

Al final de la elaboración, encontraréis el video con la receta en nuestro canal de YouTube.

Preparamos el relleno

1. Comenzamos montando la nata para el relleno. Para ello, equipamos el robot con el batidor (podemos meterlo unos minutos antes en la nevera para que esté bien frío), el bol ha de estar limpio, frío y seco. Añadimos la nata, que ha de estar muy fría y agitamos antes el envase para que se reparta la grasa y no se quede pegada en las paredes el brik. La grasa de la nata, es parte fundamental para que monte bien. Programamos velocidad 7, sin tiempo y sin tapón.

2. Vamos controlando, y cuando la nata esté semi montada, sin parar el robot, añadimos por el bocal, poco a poco, el azúcar glass y la vainilla. Continuamos batiendo hasta que la nata esté completamente montada. Sabremos que está lista, porque el sonido que hace al batir cambia, y va dejando surcos en las paredes del bol. Prestaremos atención, para dejar de batir justo a tiempo, o de pasarnos, podríamos cortar la nata y que no nos sirviera.

Sacamos del bol, pasamos a un recipiente, tapamos y reservamos en la nevera hasta el momento de utilizarla.

Preparamos la plancha de bizcocho

1. Con el bol limpio, lo equipamos con el batidor, y ponemos en el bol los huevos y el azúcar. Programamos velocidad 6, 35º, 6 minutos.

2. A continuación, programamos de nuevo velocidad 6, esta vez sin temperatura, otros 6 minutos.

3. Añadimos la harina y la sal. Programamos velocidad 6, 15 segundos. Quitamos el batidor y terminamos de mezclar con la espátula, mediante movimientos envolventes hasta obtener una mezcla homogénea, sin aparentes grumos de harina.

4. Vertemos la mezcla en una bandeja de horno, sobre pape de hornear. Repartimos bien por todos los lados, dejándolo uniforme y rellenado toda la superficie del papel. Horneamos con el horno precalentado a 180º, durante 10 minutos aprox. hasta que la plancha de bizcocho esté seca.

5. Colocamos en nuestra superficie de trabajo un trapo húmedo, y un nuevo papel de hornear. En un giro rápido, volteamos la plancha de bizcocho sobre este nuevo papel. Vamos despegando el papel con el que hemos horneado la plancha y lo desechamos.

6. Enrollamos la plancha sobre el nuevo papel, ajustando, aunque sin apretar mucho. Dejamos enfriar por completo sobre una rejilla, para que coja bien la forma.

7. Cuando el bizcocho esté ya frío, lo desenrollamos con cuidado. Extendemos una fina capa de relleno, dejando una margen con los bordes sin rellenar. Enrollamos de nuevo, como hicimos la primera vez, pero en esta ocasión, sin enrollarlo con el papel. Ajustamos bien, pero sin apretar en exceso. Si vemos que al ir enrollando, se va acumulando el relleno por el centro, pasamos la espátula para retirar esta cantidad sobrante.

8. Cubrimos con el papel y guardamos en la nevera por una hora.

Preparamos la cobertura de chocolate

1. Fundimos al baño maría el chocolate y el aceite. Removemos bien, hasta obtener una mezcla homogénea. Dejamos templar antes de utilizarlo para bañar los bizcochos.

Seguimos con el montaje

1. Una vez transcurrida la hora de refrigeración del tronco, lo sacamos y cortamos los extremos para igualar el corte. Seguimos cortando rodajas, de unos 2cm de grosor, lo haremos con un cuchillo de sierra que esté bien afilado. Dejamos en un plato.

2. Con la cobertura templada, bañamos los bizcochos y los vamos dejando sobre una bandeja cubierta con papel de hornear.

3. Pasadas unas horas, cuando la cobertura de chocolate haya endurecido, podremos servir y relamernos con estos phoskitos caseros que son una gozada!

A continuación podéis ver el video con la receta compartida en nuestro canal de YouTube. Nos gustaría que, si aún no lo habéis hecho, os suscribáis y forméis así parte del canal, así estaréis siempre informados de cuando publiquemos cositas nuevas.