New York Cheese Cake

Receta
New York Cheese Cake
Autor
RecetasCuisine
Raciones
8-10
Tiempo
Ingredientes
Para la base

125gr de Harina

50gr de Azúcar

Unas gotas de esencia de vainilla

Ralladura de ½ limón

1 yema de Huevo

113gr de Mantequilla fría cortada en dados pequeños

Para la crema de queso

4 Huevos

200gr de Azúcar

500ml de Nata para montar (35% M.G)

1 Yogur griego

600gr de Queso crema Philadelphia

Para decorar

Fruta, mermelada…

Hola, hoy compartimos una para no pensar en las calorías que nos estamos metiendo para el body. Comerla es un disfrute máximo, mira que nos quiten lo mascado…

Es una tarta de queso estilo neoyorquino que preparé para el cumpleaños de Natalia. Me la pidió porque tenía un super antojo de esta tarta, y a mí, que me hace falta poco para ponerme al lío, pues a por ello.

Conseguir que sea una auténtica New York cheese cake no es sencillo, (y no porque la hagamos al otro lado del charco, que también) ni por tema de elaboración, ya que hacerla es muy fácil; si no por los ingredientes que necesitamos para clavarla, como la nata con alto contenido en grasa, ya que la del 35% que encontramos aquí en las tiendas se queda corta. Para la base, ellos utilizan galletas Graham crakers, que podemos pillar en tiendas de comida americana, y si no tenemos cerca ninguna, hay sitios donde comprarlas online. Para hacer dicha base con una versión lo más aproximada posible, tomé de referencia la receta del Carnegli, templo por excelencia del sándwich de pastrami y la cheese cake, y por desgracia, lugar al que ya nunca podremos volver puesto que cerró sus puertas para siempre en 2016.

Para el relleno, he modificado alguna cosa de otra receta que tenía, y creo que es la tarta de queso más parecida a la neoyorkina he hecho hasta la fecha. Pero como esto no para, seguro que vendrán otras y seguiré probando hasta dar con la que más me haga transportarme a la gran manzana bocado a bocado.

Elaboración:

Preparamos la base

1. Equipamos el robot con la cuchilla de amasar/picar y ponemos en el bol todos los ingredientes. De ralladura de limón, mejor no poner mucho o el sabor predominará demasiado. La mantequilla es importante tenerla ya cortada en daditos y que esté fría.

2. Mezclamos con velocidad 6 unos 20 segundos. Sacamos del bol y terminamos de amasar a mano hasta integrar todo bien y de manera homogénea.

3. Hacemos una bola, la espolvoreamos con harina, envolvemos en film y dejamos reposar en la nevera durante 1 hora para que coja consistencia.

4. Untamos la base del molde ligeramente con mantequilla y espolvoreamos un poquito de harina. Cogemos trozos de la masa (hay que dejar para las paredes) y extendemos cubriendo el fondo del molde. Nos tiene que quedar con un grosor de 6mm aprox. como si fuera una galleta.

5. Horneamos en el horno precalentado a 170º hasta que dore un poco, no mucho.

6. Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo el molde.

7. Con el molde totalmente frío, (es importante que así esté) untamos de mantequilla las paredes y extendemos el resto de la masa por los laterales. Horneamos a 170º, 10 min aprox. Sacamos y dejamos enfriar.

Preparamos la crema de queso

1. Equipamos el robot con el batidor y ponemos en el bol los huevos y el azúcar. Batimos con velocidad 6 durante 5 minutos aprox. o hasta blanquear la mezcla.

2. Añadimos la nata, el yogur griego y el queso philadelphia. Batimos a velocidad suave, 3 o 4 durante 30 segundos aprox. No hay que batir mucho ni fuerte porque no queremos que entre aire a la mezcla.

3. Precalentamos el horno a 150º. Si nuestro horno no calienta mucho, podemos subir a 160/165º. Cocemos la tarta durante 1 hora 45 minutos, como cada horno es un mundo, los tiempos pueden variar. Lo importante es que no lo pongamos muy fuerte para que no se nos raje por el centro. También hay que ir vigilando de vez en cuando por si se estuviera tostando demasiado, en ese caso, podemos tapar con papel albal.

4. Dejamos enfriar y guardamos en la nevera al menos dos horas antes de servir, pero lo ideal es dejarla de un día para otro ya que tendrá más cuerpo y los sabores se apreciarán mucho mejor.

5. Con la tarta fría, desmoldamos y podemos decorar al gusto con fruta o mermelada. O en mi caso, como la iba a congelar, puse la mermelada directamente en las porciones ya cortadas que nos comimos en ese momento.

4 comments

  1. Martutatix dice:

    ¡Qué pintaza! ¿Sabéis que harina sin gluten puedo utilizar para que quede lo más parecida posible?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.