Receta
Mermelada de Pimiento Rojo
Autor
RecetasCuisine
Raciones
Tiempo
60 minutos aprox.
Ingredientes
500gr de Pimiento rojo

250gr de Azúcar

El zumo de ½ limón o 30ml de vinagre de manzana

100ml aprox. de Agua

Hola! Habéis probado la mermelada de pimientos? Yo es de estas cosas que he probado fuera, sobre todo cuando vas de tapas, pero que nunca había preparado en casa. Aprovechando que tenía una buena bolsa del huerto de mis suegros, me apeteció y me puse con ello. Y qué vicio! algo tan sencillo y que resulte tan delicioso es una gozada.

Me mola mucho unas gotitas sobre un trozo de queso, y el otro día me dio por utilizarla en una hamburguesa, de estas para pecar y confesarte directamente. Puse un par de cucharadas en la base del pan tostado que era multicereales, encima rúcula, la carne, queso azul y un pimiento verde frito. Mmm!! era mi comida trampa de la semana y cómo disfruté!

Elaboración:

1. Equipamos el robot con el mezclador y ponemos en el bol los pimientos limpios y picados en trozos. Añadimos el reto de ingredientes y programamos velocidad 2, 120º, 40 minutos sin tapón.

Según avanza el tiempo y va reduciendo, adquiere la consistencia de mermelada. Si al terminar vemos que es necesario, porque vemos que aún no ha reducido lo suficiente, ponemos unos minutos más.

Al enfriar endurece un poco, si estuviera demasiado espesa, podemos añadir más agua y dejar que hierva unos minutos programando de nuevo velocidad 2, 120º.

2. Quitamos el mezclador, ponemos la cuchilla ultrablade y el tapón en la tapadera. Trituramos con velocidad 12, 3 minutos aprox.

3. Ponemos en los envases y dejamos enfriar para consumir. Yo preparé cuatro tarritos y menos uno, el resto los cerré en conserva para gastar más adelante. El proceso a seguir si queremos cerrarlos así y que se conserven al vacío es el siguiente:

  • En una cacerola amplia, ponemos agua a hervir, y una vez hirviendo, metemos los tarros y las tapaderas; dejamos cocer durante 10 minutos para esterilizar. Colocamos sobe un trapo limpio y dejamos secar.
  • Llenamos con la mermelada, cerramos bien con las tapaderas y sumergimos boca abajo en agua hirviendo. Dejamos 10 minutos y sacamos con cuidado de no quemarnos. Colocamos de nuevo en un trapo limpio, boca abajo y no lo movemos durante varias horas.
  • Pasado este tiempo, lo almacenamos en un lugar fresco y seco y nos aguantará unos meses. Cuando vayamos a abrir un tarro, estaremos atentos para escuchar el sonido que hace la tapadera al abrirse estando cerrado al vacío. Si ha pasado mucho tiempo desde que lo hicimos, y no lo escuchamos ese “pop” de la tapa, entonces el vacío no se habrá hecho bien en su momento, y es mejor desecharlo y no tomarlo.