Leche de Almendras

image_pdfimage_print

Receta
Leche de Almendras
Autor
RecetasCuisine
Raciones
1L aprox.
Tiempo
Ingredientes
160gr de Almendra cruda sin piel (se puede dejar la piel)

1L de Agua mineral

100gr de Azúcar o edulcorante al gusto

1 cucharada de Esencia de almendra (opcional)

Hola! Ya tenia ganas de preparar en casa leche de almendras, y el otro día dije, no se hable más! y martillo en mano me dispuse a pelar un buen puñado.

En casa, tenemos la suerte de contar con los almendros de los padres de Natalia, y nunca nos falta un buen saco de este rico fruto seco. Siempre que vamos de visita, arreamos con cargamento para ir tirando hasta el próximo viaje, por eso las traigo con cáscara, así se conservan bien durante ese tiempo.

Antes solía comprar esta leche, bueno, realmente no es una leche, si no una bebida vegetal, pero dejé de hacerlo ya que realmente el contenido de almendra es de risa, vamos que lo que menos lleva es almendra. Que no dudo que haya otras marcas que tengan más porcentaje, pero tampoco me interesa ya que luego van cargadas de azúcar y como que no estoy por la labor. Al hacerlo en casa, me aseguro que no hay más de lo que estoy poniendo en el bol y me quedo mucho más tranquila.

Elaboración:

1. Lavamos las almendras y las dejamos en un recipiente en remojo de un día para otro.

2. Al día siguiente, enjugamos las almendras y las ponemos en el bol equipado con la cuchilla de amasar/picar. Programamos velocidad 12, 3 minutos aprox. con tapón para que no salpique.

3. Pasamos por un colador de malla fina, presionando bien para extraer toda la leche y que ésta no se quede en la pulpa.

4. Colamos de nuevo, esta vez por un colador de tela o una muselina.

5. Añadimos el azúcar o edulcorante al gusto. Añadimos si queremos la esencia de almendra (le da mucho más sabor) y si nos gusta, un poquito de canela molida.

6. Guardamos en la nevera y servimos cuando se haya enfriado.

 

Notas:

– Una vez hecho, conservaremos en la nevera máximo 2-3 días.

– Si tenemos las almendras con la piel marrón, las escaldamos en agua hirviendo durante unos segundos. Las escurrimos, y pasados unos minutos para no quemarnos, las podremos pelar fácilmente.

– He visto por internet que la pulpa se puede aprovechar, se deja secar en el horno y podemos obtener harina de almendra para utilizar en otras recetas. Pero yo no he probado y no os puedo contar mucho más.

– La esencia de almendra potencia el sabor. Primero podéis probar sin ponerla, y si os parece bien así, pues listo! y si no, añadís una cucharada y seguro que os gusta más. Al menos a mí fue lo que me pasó.

2 comments

  1. Claudia dice:

    Excelente receta!! Ya podemos hacer nuestra leche en casa! Gracias

Deja un comentario