Hamburguesa con Cebolla Caramelizada a la Cerveza Negra y Queso Brie en Pan de Brioche

Receta
Hamburguesa con Cebolla Caramelizada a la Cerveza y Queso Brie en Pan de Brioche
Autor
RecetasCuisine
Raciones
4
Tiempo
Ingredientes
4 Carnes de hamburgesa (no burguer meat)

4 Panes de brioche para hamburguesa Dulcesol

Mantequilla para tostar los panes

1 bolsa de brotes tiernos de ensalada

Para la cebolla caramelizada

25gr de Mantequilla

1 Cebolla

3 cucharadas de Azúcar moreno

1 lata de 33cl de Cerveza negra

Sal y pimienta

Para la salsa

¼ de Cebolla roja

2 Pepinillos agridulces

1 cucharada de Zumo de limón

1 cucharada de Salsa Perrins

Para las patatas gajo

2 o 3 Patatas (según sean de grandes)

1 cucharada colmada de Pimentón de La Vera

1 cucharada rasa de Ajo en polvo

1 cucharada de Orégano seco

1 cucharada de Estragón

Aceite de oliva

Sal y Pimienta

Hola, os traemos la receta de la ultima hamburguesa que hemos preparado en casa. Lleva cebolla caramelizada con cerveza negra, queso brie y una salsa que he hecho mezclando un poco de todo para que fuera un punto agrio a la vez que fresco, en contrapunto con el dulzor de la cebolla, que aunque tiene los matices amargos de la cerveza negra, no deja de estar dulzona.

La hemos disfrutado un montón, y más que ya hacía tiempo que no catábamos una burguer ya que andamos en plan guerrero contra la báscula. Pero cuando toca trampear, se permite todo (o casi).

Esta vez no hemos preparado nosotras la carne, si no que pillamos en el Lidl la hamburguesa de ternera ecológica de los Pirineos, que está muy buena. Si la vais a comprar en el supermercado, os recomiendo que os fijéis que realmente NO sea “burguer meat”, ya que eso es un preparado de carne donde el porcentaje de ternera (pollo o lo que sea) es alto, (a veces no tanto) pero lleva otras historias que le meten que no molan nada. Si queremos hacer una hamburguesa de calidad, la elección de una buena carne es fundamental.

Elaboración:

Preparamos la cebolla caramelizada

1. Equipamos el robot con el mezclador. Ponemos en el bol la mantequilla y programamos velocidad 3, 90º, 1 minuto o hasta que se deshaga.

2. Cortamos la cebolla en juliana (tiras) y añadimos al bol. Programamos cocción lenta P1, 130º, 5 minutos. A la mitad del tiempo o así, añadimos por el bocal una pizca de sal.

3. Incorporamos el azúcar y programamos velocidad 2, 90º, 10 minutos. Si no ha caramelizado mucho, dejamos más tiempo.

4. Añadimos la cerveza y programamos velocidad 2, 130º, 20 minutos. La cebolla tiene que quedar tierna y almibarada. Si hace falta, se deja más tiempo hasta ver que el líquido haya reducido casi por completo. Reservamos aparte.

Preparamos la salsa

Yo he preparado una mayonesa clásica (sin robot) y con ella de base he compuesto la salsa. Se puede omitir ese paso y hacerlo tranquilamente con mayonesa industrial.

1. Si hacemos la mayonesa ponemos en el vaso de la batidora un huevo, una pizca de sal y un buen chorro de aceite de girasol. Metemos la batidora hasta el fondo del vaso y sin levantarla, comenzamos a batir. Cuando veamos que empieza a espesarse, vamos añadiendo más aceite mientras batimos, ahora sí, moviendo la batidora de arriba abajo hasta emulsionar y obtener una mayonesa espesa. Probamos y rectificamos de sal.

2. Ponemos buena parte de la mayonesa en un recipiente, como unas 6 cucharadas.

3. Con el cuchillo, picamos mucho la cebolla, que queden trocitos milimétricos, casi imperceptibles. Añadimos a la mayonesa.

4. Picamos un par de pepinillos y los machacamos con el mortero hasta dejarlos como una pasta. Añadimos también a la mayonesa.

5. Incorporamos el zumo de limón y la salsa perrins. Condimentamos con pimienta al gusto, removemos todo bien y probamos de sabor. Si ya está bien, lo dejamos tal cual, y si hace falta, ponemos sal. No ponemos de inicio porque la mayonesa ya lleva, y la salsa perrins también le aporta. Tapamos y reservamos en la nevera.

Yo estas dos elaboraciones, la cebolla caramelizada y la salsa, las he preparado el día antes de comer la hamburguesa, así se adelanta faena y los sabores están más presentes. Peros os podéis organizar como queráis.

Preparamos las patatas

Empezamos con las patatas un rato antes de empezar a preparar la hamburguesa, ya que estas estarán 25/30 minutos en el horno, y en la hamburguesa tardaremos menos, así nos sale todo a la vez.

1. Lavamos muy bien bajo el agua del grifo y las raspamos con un cepillo para limpiar la piel, ya que nos las comeremos sin retirarla.

2. Secamos bien y sin pelarlas, cortamos en gajos.

3. Ponemos en un bol la mezcla de especias, que pueden ser las de la lista de ingredientes o las que más os gusten, la cantidad de cada una también podéis variarla a vustro antojo. Yo he ido probando varias hasta dar con la que más me gusta que es esta.

4. Mezclamos todo bien y añadimos un buen chorro de aceite de oliva. Mezclamos de nuevo para que las especias se impregnen con el aceite.

5. Vamos pasando los gajos de patata por la mezcla de especias y los vamos dejando sobre la bandeja del horno forrada con papel de hornear. Cocemos con el horno precalentado a 180º durante 30 minutos aprox. Hasta que estén tiernas y hayan dorado.

Preparamos la hamburguesa

Para los panes hemos utilizado los de brioche de Dulcesol, que saben un montón a mantequilla y aguantan fenomenal para montar una hamburguesa contundente.

1. Abrimos y ponemos un poco de mantequilla en cada uno, pasamos por la plancha hasta que se tuesten (más o menos tostados, según nos guste).

2. La carne la sacaremos 30 minutos antes de la nevera para que se cocine mejor. Untamos con una pizca de aceite por ambos lados y pasamos por la plancha. A nosotras nos gusta poco hecha, por lo que la hacemos a máxima potencia muy poco tiempo por cada lado. Según el punto que queráis darle, pues se cocina más o menos tiempo. Si os gusta muy hecha, mejor hacerla al principio fuerte y después cocinar a baja potencia hasta que esté lista.

3. El queso lo hemos cortado y lo hemos fundido unos segundos en el microondas para asegurarnos que estuviera bien fundido.

Montamos la hamburguesa

Os contamos cómo la hemos montado nosotras, podéis hacerlo así o como os guste más.

1. Colocamos en la base del pan un poco de la salsa, encima ponemos una mezcla de brotes tiernos (lechuga, lechuga roja, rúcula y espincas), ponemos otro poquito de salsa y encima la carne. Sobre la carne ponemos el queso fundido y encima del queso la cebolla caramelizada (si la hicimos el día antes, la calentamos antes en el microondas). Cerramos con el otro pan y acompañamos el plato con las patatas gajo. Ya solo nos queda hincarle el diente y a gozar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.