Filetes de Lomo a la Cerveza

image_pdfimage_print

Receta
Filetes de Lomo a la Cerveza
Autor
RecetasCuisine
Raciones
6
Tiempo
60 minutos (aprox.)
Ingredientes
1kg de Filetes de lomo de cerdo

2 Zanahorias

1 Cebolla

2 dientes de Ajo

1 lata de Cerveza (negra o rubia, al gusto)

1 hoja de Laurel

1 vaso de Caldo de pollo (o agua y ½ pastilla de caldo)

Aceite de oliva

Sal

Pimienta

Hola! Hoy os traemos un plato muy sencillo de hacer y que está tan bueno, que al final, se termina convirtiendo en una de tus recetas habituales.

La verdad que tenía un poco de lado la carne de cerdo, con esto de la “dieta”, me decantaba más por pollo como norma, y carne roja una o dos veces a la semana; para estos casos también recomiendan la carne de conejo, pero esa no me entusiasma mucho… he probado cocinado de varias formas, y no termina de convencerme.

Mucha parte de la grasa del cerdo es visible,  por lo que se puede extraer con facilidad y así disfrutar de cortes de carne prácticamente libres de grasas, como el lomo. También el solomillo y en general las partes magras del cerdo nos encajarían perfectamente en nuestra lista de la compra si nuestro objetivo es perder peso. Claro, luego hay que cocinarlo de manera saludable, y evitar acompañarlo de salsas super calóricas o patatas fritas, que os veo venir…

La partes más grasas o que más colesterol contienen y  que debemos evitar en ese caso, son las chuletas, el hígado y como no el tocino, las salchichas y los embutidos. Yo todo eso, destierro total; bueno, salvo algún bocata de lomo embuchado que me cae alguna mañana para el desayuno…

A final de verano os cuento el total de lo que he perdido desde enero, y os adelanto ahora que acabo de entrar en las dos cifras y sin vivir una condena; simplemente cambiando algunos hábitos que tampoco me han supuesto mucho esfuerzo. Por eso os animo a que al menos lo intentéis; mucha gente no podrá adelgazar por motivos de salud, o necesitarán verdadera ayuda de un profesional para lograrlo, pero en muchos de los casos, simplemente cambiando nuestras rutinas, tanto en la comida como en el ejercicio diario que realizamos, se consiguen unos resultados sorprendentes; sin locuras, sin dietas milagro, con sentido común y mucha energía.

Elaboración:

1. Doramos los filetes en una sartén a fuego fuerte, lo justo para que queden sellados. Retiramos del fuego, salpimentamos al gusto y reservamos.

2. Equipamos el robot con el mezclador y ponemos en el bol las zanahorias que tendremos peladas y cortadas en rodajas, añadimos unas tres cucharadas de aceite y programamos cocción lenta, P1, 130º, 5 minutos, sin tapón todos los pasos.

3. Añadimos la cebolla picada y los dientes de ajo también picados. No hace falta que nos esmeremos en picar fino, puesto que luego trituraremos la salsa. Programamos cocción lenta P1, 130º, 8 minutos. A la mitad del tiempo o así, echamos un pellizco de sal por el bocal.

4. Finalizado el programa, añadimos la cerveza, 1 hoja de laurel y el caldo de pollo. Programamos cocción lenta P1, 130º, 5 minutos para que se evapore el alcohol y cueza un poco.

5. Incorporamos los filetes reservados y programamos cocción lenta, P2, 95º, 35 minutos. A la mitad del programa, abrimos, damos una vuelta con la espátula y si hiciera falta, añadimos más caldo.

6. Finalizado el tiempo, si vemos que el queda mucho líquido todavía, programamos cocción lenta P1, 130º, 10 minutos. Tiene que quedar una cantidad adecuada de líquido para que al triturarlo nos quede una salsa densa y no aguada.

7. Retiramos la carne y la hoja de laurel, reservamos algunas zanahorias para servir como guarnición y el resto las dejamos en el bol. Quitamos el mezclador y ponemos la cuchilla ultrabalde. Ponemos el tapón para que no salpique y trituramos con velocidad 8-10 hasta obtener la salsa. Probamos de sabor por si tenemos que rectificar.

8. Servimos los filetes con la salsa y las zanahorias reservadas como guarnición.

 

Notas:

– Si queremos, una vez triturada la salsa, podremos pasarlo por un colador chino para dejarlo con una textura más fina.

– Elegiremos una variedad de cerveza que nos guste. Yo lo he probado con cerveza rubia y negra, y gustandome las dos clase, me quedo con el sabor que le aporta la negra.

Deja un comentario