Receta
Dulce de Membrillo
Autor
RecetasCuisine
Raciones
Tiempo
60 minutos aprox. (más reposo)
Ingredientes
950gr de Membrillo sin pelar, descorazonado y sin pepitas

825gr de Azúcar

El zumo de 1 limón no muy grande

Hola! Hoy vamos con una receta ideal para hacer en la época que nos encontramos, y que es estupenda para conservar esta fruta fuera de su temporada. El dulce o carne de membrillo, se suele servir como poste, o en bocadillo con queso por ejemplo y en muchas recetas de repostería. Yo lo utilicé no hace mucho para preparar los clásicos panellets de membrillo para la fiesta de Todos los Santos; que por cierto, os debo la receta… Pero como no lo tenía preparado, tuve que comprarlo ya hecho en el super; pero vamos, que ya con esta receta, los próximos panellets van con membrillo casero sin duda alguna.

Elaboración:

1. Comenzamos lavando bien los membrillos ya que los usaremos con la piel. Una vez limpios, los secamos y los cortamos en trozos para quitar las semillas y la parte del corazón.

Yo compré algo más de un kilo, y al trocearlos, el peso me quedó en 950gr que es lo que he utilizado para la receta. Los vamos poniendo en un recipiente y rociamos con parte del zumo de limón para que no se oxiden mientras los pelamos todos.

2. Equipamos el robot con la cuchilla de amasar/picar. Ponemos en el bol el membrillo troceado, el azúcar y lo que nos quede de zumo de limón. Mezclamos con velocidad 8 unos 10 segundos.

3. A continuación, programamos velocidad 5, 100º, 35 minutos, con el tapón en la posición “mini. vapor”.

4. Repetimos velocidad 5, 100º, esta vez 10 minutos y sin tapón para que evapore y reduzca más.

5. Por último, trituramos con velocidad 10-12 durante 30 segundos aprox. y lo tendremos listo para repartir en los moldes que hayamos elegido. Lo repartiremos sin demora, puesto que a medida que enfría, se va compactando. Dejamos destapado hasta que enfríe bien, y después lo tapamos y dejamos que repose de un día para otro.

6. Antes de taparlo, ponemos encima una hoja de papel vegetal para que se no se forme moho. Nos durará mucho tiempo, puesto que la cantidad de azúcar que lleva actúa como conservante, y manteniéndolo en la nevera podremos disfrutar de dulce de membrillo durante meses.