Doowaps Caseros

image_pdfimage_print

doowaps

Receta
Doowaps Caseros
Autor
RecetasCuisine
Raciones
10-12
Tiempo
15 minutos (más fermentación y horneado)
Ingredientes
45gr de Leche

20gr de Levadura fresca de panadero

2 Huevos M

250gr Harina de Fuerza

30gr Azúcar

5gr de Sal

50gr de Mantequilla a temperatura ambiente

Pepitas de chocolate

Elaboración:

1. Mientras preparamos los doowaps, ponemos las pepitas de chocolate en el congelador.

2. Equipamos el robot con la cuchilla amasar/picar. Ponemos en el bol la leche y programamos manual, velocidad 2, 40º, 40 segundos.

05-Accesorio00-ModoManualvelocidadtemperaturatiempo

3. Añadimos la levadura desmenuzada y programamos velocidad 4, 15 segundos.

05-Accesoriovelocidadtiempo

4. Incorporamos los huevos, la harina, el azúcar y la sal. Mezclamos con velocidad 6, 20 segundos.

05-Accesoriovelocidadtiempo

5. Programamos Pastry P2 (sólo el tiempo del amasado, sin dejar levar).

05-Accesorio00-Masa

6. Volvemos a programar pastry P2 y añadimos los dados de mantequilla por el bocal. Dejamos que leve dentro del robot que se programará automáticamente a 40º, 30 minutos después del amasado.

05-Accesorio00-Masatemperaturatiempo

7. Sacamos la masa del bol, y sobre nuestra superficie de trabajo espolvoreada con harina, amasamos ligeramente introduciendo en ella las pepitas de chocolate. La masa será algo pegajosa, si nos cuesta manejarla, podemos untarnos las manos con un poquito de aceite de girasol.

8. Dividimos la masa en unas 10 partes iguales y las damos forma de bola. Ponemos algunas pepitas de chocolate en la superficie presionando ligeramente con los dedos.

9. Ponemos las bolas de masa sobre papel de hornear en la bandeja del horno, dejando un espacio entre ellas. Dejamos reposar dentro del horno apagado hasta que doblen su tamaño. Aproximadamente 1 hora.

10. Horneamos con el horno precalentado a 200º unos 10 minutos (dependerá del tipo de horno). Vamos vigilando por si se doran demasiado.

 

Nota: Podemos poner las pepitas en el congelador un rato antes de utilizarlas, sobre todo si el ambiente es cálido; así durante el horneado aguantarán mejor. Si ya las teníamos en la nevera, no hará falta.

Deja un comentario