Costillas Guisadas con Curry y Patatas

Receta
Costillas Guisadas con Curry y Patatas
Autor
RecetasCuisine
Raciones
3
Tiempo
60 minutos aprox. (más el tiempo del adobo)
Ingredientes
Para adobar las costillas

500gr de Costillas de cerdo troceadas

1 cucharadita de Sal

2 cucharaditas de Curry picante (o 3 si no es picante)

1 pizca de Comino molido

1 cucharadita de Ajo en polvo

Aceite de oliva

Para el resto del guiso

Aceite de oliva

½ cucharadita de granos de Mostaza (opcional)

½ Cebolla

750gr aprox. de Patatas

1 chorrito de Vino blanco

1 Tomate

2 cucharadas de Miel

Caldo o agua hasta cubrir

Hola! Este mes de abril se está despidiendo con un fresquito que no veas, yo que me las prometía felices y con ganas de empezar con los gazpachos, he tenido que volver a recurrir al cuchareo y a los guisos para entrar en calor. De ahí que el otro día preparara este plato de costillas guisadas con curry y patatas para comer.

Siempre tengo en casa una especia que me gusta mucho, y en esta ocasión la he utilizado en una versión picante que también compro con frecuencia, el curry hot, en castellano curry picante.

Si no os va mucho este tema del picante, podéis utilizar curry normal, y si queréis que tenga ese punto potente y no tenéis este tipo de especia, pero sí curry, podéis ponerle una guindilla, o cayena molida para darle rock ‘n’ roll.

Ya nos contaréis si os gusta, os dejamos con la receta.

Elaboración:

1. Comenzamos el día antes adobando las costillas. Para ello, las ponemos en un recipiente y vamos añadiendo los ingredientes, por último, un chorrito de aceite y revolvemos, que se impregnen todas las costillas bien. Tapamos y dejamos reposar en la nevera. De vez en cuando, revolvemos de nuevo.

Preparamos el guiso

1. Equipamos el robot con el mezclador. Ponemos en el bol dos cucharadas de aceite y añadimos las costillas. Programamos cocción lenta P1, 130º, 5 minutos (sin tapón todos los pasos). Abrimos, removemos con la espátula, y si nos están bien marcadas las costillas, programamos un par de minutos más. Sacamos del bol y reservamos aparte.

2. A ese mismo aceite que nos ha quedado en el bol, le añadimos los granos de mostaza. Si no los tenéis no pasa nada, yo los tenía en casa y los he puesto para que soltaran su aroma, pero tampoco es algo imprescindible si no los encontráis. Programamos cocción lenta P1, 130º, 3 minutos.

3. Mientras, cortamos la cebolla en tiras y cuando finalice el anterior programa, la añadimos al bol. Programamos cocción lenta P1, 130º, 5 minutos.

4. Pelamos las patatas y las cascamos, es decir, a la hora de trocearlas, metemos el cuchillo y cuando lleguemos casi al final del corte, levantamos la hoja para que, en lugar de cortarse, digamos que las partimos; de esta forma, nos soltarán el almidón en el guiso. Añadimos al bol y programamos cocción lenta P1, 130º, 5 minutos.

5. Incorporamos las costillas reservadas y el vino blanco. Programamos cocción lenta P1, 130º, 3 minutos.

6. Partimos el tomate por la mitad y lo rallamos sobre el bol, añadimos la miel y agua o caldo hasta cubrir los ingredientes. Yo he utilizado una botella de 50cl de caldo de alcachofa que tenía congelado y el resto agua. Programamos cocción lenta P1, 130º, 5 minutos para que nuestro guiso comience a hervir.

7. A continuación, programamos cocción lenta P3, 95º, 30 minutos.

8. Probamos de sabor y ponemos al punto de sal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.