Costillas con Miel y Mostaza al Vapor

image_pdfimage_print

Receta
Costillas con Miel y Mostaza al Vapor
Autor
RectasCuisine
Raciones
2
Tiempo
100 minutos (aprox.)
Ingredientes
1kg aprox. de Costillar de cerdo

Sal

Pimienta

4 cucharadas de Miel

4 cucharadas de Mostaza

Bolsa de asar

Agua

Hola! Hoy compartimos esta receta de costillas con miel y mostaza al vapor. Personalmente me encanta cómo queda la carne preparada de esa forma, así que me aventuré a preparar las costillas en la vaporera y salieron super jugosas, una delicia!

Normalmente, asociamos la cocción al vapor más para verduras o pescado, pero si decidís probar también la carne, seguro que no os decepciona en absoluto y lo haréis más veces. Lo ideal es marinar la carne antes, para que quede más sabrosa, o bien cocinarla dentro de una bolsa de asar con aceite, hiervas aromáticas, especias…

Os dejamos con los pasos para que lo hagáis en casa.

Elaboración:

1. Empezamos el día antes marinando la carne. Para ello, salpimentamos el costillar, mezclamos la miel y la mostaza en un cueco y vamos untando bien la carne por todos sus lados. A continuación, envolvemos en papel film y dejamos reposar en la nevera para que la carne se impregne bien con el sabor que queremos darle. Lo ideal es que repose como os digo, de un día para otro, pero si lo dejáis unas 6-7 horas, también puede servir.

2. Cuando vayamos a preparar nuestro plato de costillas, las sacamos de la nevera, las quitamos el film y las ponemos dentro de una bolsa de asar y la cerramos. Colocamos en la vaporera.

3. Llenamos el bol de agua hasta llegar al inicio del mecanismo donde se colocan las cuchillas. Lo llenamos así, con bastante agua, puesto que va a estar su tiempo y de poner menos, se consumiría.

4. Colocamos la vaporera en su posición, sobre la tapadera. Programamos sin velocidad, 120º, 1 hora.

5. Pasado el tiempo, miramos cómo va de agua el bol, por si hay que reponer para proseguir con la cocción. Programamos de nuevo sin velocidad, 120º, 40 minutos.

6. A continuación, sacamos el costillar de la bolsa, podemos mezclar de nuevo una cucharada de miel con otra de mostaza e impregnar con la mezcla la carne. Marcamos a fuego fuerte en una sartén con una pizca de aceite, para que nos quede el exterior de la carne dorado y crujiente. Podemos no hacer este paso, pero quedara mucho más rico si lo marcamos.

7. Partimos las costillas y servimos

Deja un comentario