Receta
Bizcocho de Claras y Chocolate
Autor
RecetasCuisine
Raciones
8-10
Tiempo
40 minutos aprox. (más reposo)
Ingredientes
5 Claras de huevo tamaño L

150gr de Azúcar

25gr de Cacao puro en polvo (tipo Valor)

75gr de Harina

Sal

Hola! A veces nos pasa que, en una receta, utilizamos las yemas de huevo y luego nos quedan las claras, que no sabemos que hacer con ellas. De ahí la cosa de hacer este bizcocho; y es que, el otro día, prearé unas natillas donde gastaba cinco yemas, y en lugar de aprovecharlas para hacer el típico merengue, pensé en un bizcocho que había visto en una entrada del blog Directo al Paladar donde dan ideas de todo tipo para dar salida a estas claras que quedan solitas y tristes sin su amiga la yema.

Y vosotros, con qué receta os gusta aprovecharlas? Nos podéis contar, y os leemos en comentarios.

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 180º, con calor arriba y abajo.

2. Lo primero que haremos, será montar las claras a punto de nieve. Para realizar esta técnica con éxito, es importante que el bol esté limpio, seco, y sin nada de grasa; y que a la hora filtrar las claras, no se nos cuele nada de yema. Para hacerlo, damos un minuto por cada clara, en este caso, son 5, y añadimos una pizca de sal para estabilizar. Si finalizado el tiempo viéramos que hace falta, podemos añadir algunos segundos más. Nuestro objetivo es que las claras estén espumosas, no pretendemos que se forme un merengue firme, por lo tanto, tampoco abusaremos del tiempo al batir.

Equipamos el robot con el batidor, ponemos en el bol las claras y una pizca de sal. Programamos con velocidad 7, 5 minutos sin tapón. Cuando veamos que empiezan a espumar, añadimos por el bocal, poco a poco, el azúcar.

3. Mientras, mezclamos en un recipiente la harina, el cacao, y una pizca de sal.

4. Cuando las claras estén a punto de nieve, quitamos el batidor. Añadimos poco a poco la mezcla de harina y cacao, y con la espátula, mediante movimientos envolventes y con suavidad, vamos mezclando. Procuraremos que los movimientos al mezclar no sean ni rápidos ni agresivos, para que no se bajen las claras y así no se pierda el aire que se crea al montarlas. Esto hará que nuestro bizcocho suba y esté esponjoso. Ha de quedar una mezcla homogénea, con todo bien integrado.

5. Pasamos la mezcla a un molde alargado, tipo plumcake. Yo he utilizado uno de silicona, y no ha hecho falta, pero si no utilizáis un molde antiadherente, tendréis que cubrir el fondo del molde con papel de horno. En el caso de este bizcocho, no lo engrasaremos.

6. Horneamos a 180º durante 30 minutos aprox. (depende del tipo de horno) o hasta que pinchando el centro con un palillo, éste salga limpio.

7. Sacamos del horno y volteamos el bizcocho con el molde sobre una rejilla. Dejamos reposar boca abajo durante 1 hora. Pasado este tiempo, desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar por completo.




Receta
Helado Cremoso de Mango
Autor
RecetasCuisine
Raciones
4
Tiempo
5 minutos (aprox.)
Ingredientes
300gr de Mango congelado en trozos

125gr de Yogur griego natural

1 chorrito de Miel pura

Hola! Entre las muchas cosas que podemos preparar con nuestro super robot, para nuestra alegría, están los helados. Resulta genial tener la fruta congelada, y en menos de cinco minutos, poder disfrutar de un refrescante helado cremoso.

Para mí es un triunfo, puesto que, como ya os he comentado en otras ocasiones, estoy cambiando la forma de comer para, poco a poco, ir bajando de peso; y con este tipo de helados, me puedo comer un poquito a la hora del postre, sin echar de menos cualquiera de los comprados, y con la tranquilidad de saber que no me estoy saliendo de la senda que me de mi objetivo, que, por cierto, va viento en popa!

Os animo a probarlo, y también os mando fuerza para seguir adelante si como yo, estáis intentado deshaceros de esos kilos de más que tanto nos molestan. Seguro que lo lográis, y sin torturas, comiendo de todo y bien, de una forma consciente, llegarán los resultados.

Elaboración:

Para hacer esta receta, yo he utilizado una bolsa de mango que venden ya troceado y congelado. Pero si lo hacéis con fruta fresca, tendréis que trocearla en dados y necesitaréis congelarla al menos el día antes.

1. Equipamos el robot con la cuchilla de amasar/picar. Ponemos en el bol el mango congelado y en trozos, el yogur, y un chorrito de miel. Programamos velocidad 10, y pasados unos segundos, aumentamos a velocidad 12. Continuamos hasta que esté triturado y con un aspecto cremoso. A mi me la llevado un minuto y medio.

2. Servimos las raciones al momento, puesto que este helado se deshace enseguida.

3. Si nos sobra, podemos guardarlo en un táper en el congelador, y cada media hora durante 2 horas, removemos la mezcla con una cuchara, para que no cristalice y nos quede cremoso.

4. Cuando queramos comerlo de nuevo, lo sacamos unos minutos antes del congelador, para que se atempere. También podemos ponerlo en el bol y volver a triturar unos segundos, hasta dejarlo a nuestro gusto.

 

Notas:

– Podemos utilizar cualquier yogur, ya sea natural, edulcorado o azucarado. Pero con el griego, al se más graso, queda especialmente cremoso. También se puede hacer con leche o nata.

– En lugar de miel, podemos poner azúcar o edulcorante. Si lo hacemos con el yogur azucarado, incluso también sin poner nada. Eso ya en gustos.

– Podemos poner una un par de onzas de chocolate, y que se trituren a la vez que la fruta. O bañar con algún topping de sirope, o pepitas de chocolate.




Receta
Quiche de Jamón York y Queso
Autor
RecetasCuisine
Raciones
8-10
Tiempo
90 minutos (aprox.)
Ingredientes
Para la masa quebrada

200gr de Harina

120gr de Mantequilla fría cortada en daditos pequeños

1 Huevo

1 pizca de Sal

2 cucharadas de Agua

Para el relleno

150gr de Jamón de york cortado a taquitos

4 Huevos a temperatura ambiente

200ml de Nata para cocina

200gr de Queso rallado tipo eddam, gouda… o mezcla de varios quesos

Sal y pimienta al gusto

Hola! Hoy os traemos una receta muy simple, una quiche de jamón de jork y queso que suele gustar a todo el mundo, y que nos servirá para preparar una cena de picoteo informal, o ahora que viene el buen tiempo (si es que viene), para nuestros picnics o días de jardín y piscina.

Este tipo de elaboración, es una especie de tarta salada muy habitual en la cocina francesa. Se prepara con una base de masa quebrada, con una mezcla de huevos batidos y nata y se rellena al gusto con lo que se nos ocurra, y es que, admite tantas posibilidades, que las variantes son infinitas. Verdura, carne, pescado… lo que nos apetezca para el momento o el gusto de los comensales que vayan a degustarla. Por ejemplo, en la receta de hoy, son unos ingredientes tan básicos que no tiene ningún misterio, y , si la van a comer niños, no falla!

Os recomendamos hacer la masa en casa, porque no resulta laboriosa y se hace prácticamente en un pestañeo. Pero para unas prisas, o para un día vago, también se puede hacer con la masa comprada en el super y nos ahorraremos tener que hacerla, pero vamos, como ya os digo, que para lo poquito que cuesta hacerla nosotros, merece la pena!

Elaboración:

Al terminar la elaboración, encontraréis el video con la receta publicado en nuestro canal de YouTube; esperamos vustra suscripción!

Preparamos la masa

1. Equipamos el robot con la cuchilla amasar/picar. Ponemos en el bol todos los ingredientes, menos el agua. La mantequilla, la pondremos fría y cortada en daditos pequeños. Yo antes de hacer la receta, peso la cantidad de mantequilla, la troceo, y la guardo en la nevera hasta el momento de utilizarla. Mezclamos con velocidad 8, 1 minuto.

2. Añadimos el agua y programamos Pastry P1. Sólo el tiempo del amasado, sin dejar levar. Si viéramos que hace falta humedad en la masa, añadimos un poquito más de agua por el bocal; sobre la marcha, mientras amasa el programa. Según nuestro tipo de harina, puede que necesitemos más o menos cantidad, ya que no todas absorben del mismo modo la humedad.

3. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en film y llevamos a la nevera unos 30 minutos para que coja consistencia y así, al estirarla no se nos rompa.

4. Sacamos la masa de la nevera, estiramos sobre una superficie ligeramente enharinada, y forramos con ella el molde donde la vayamos a hornear (para trasladarla al molde, podemos ayudarnos enrollándola con el rodillo). Presionamos suavemente con los dedos, ajustando la masa al molde.

5. Para retirar la masa sobrante, podemos emplear un cuchillo; o también, podemos pasar el rodillo por los bordes cortando la masa con el filo del mismo si le tuviera.

6. Con un tenedor, pinchamos toda la superficie de la base. Ponemos papel de plata sobre la masa, y cubrimos con legumbres secas. Debemos poner este peso para que la masa no suba al hornearla. Estas legumbres, una vez frías, las podemos guardar en un tarro para utilizarlas con este mismo fin en otras recetas similares.

7. Con el horno precalentado 190º, metemos la masa y cocinamos 15 minutos. Sacamos del horno, dejamos que enfríe unos minutos y retiramos el papel de plata con el peso.

8. Horneamos de nuevo, esta vez ya sin las legumbres, durante 5 minutos. Sacamos del horno y dejamos que la masa se enfríe antes de poner el relleno.

Preparamos el relleno

1. En un bol amplio, batimos muy bien los huevos, durante varios minutos. Agregamos la nata y mezclamos hasta obtener una mezcla homogénea. Añadimos una pizca de sal, no mucha, ya que los ingredientes del relleno ya le aportan; y si queremos, podemos poner también pimienta molida en cantidad al gusto.

2. Repartimos el jamón en taquitos y el queso sobre la masa, regamos con la mezcla de huevos y nata y horneamos a 180º durante 30 minutos aprox. o hasta que el queso dore. El tiempo, dependerá de nuestro tipo de horno.

3. Cuando esté listo, sacamos del horno y dejamos reposar unos minutos antes de partir las raciones. Así tomará más consistencia, y no se nos desmoronará al meter el cuchillo.

Nota: Es una plato que podemos tomarlo caliente, templado o frío; como más nos guste.

Dentro video!!




Receta
Crostinis de Langostinos
Autor
Gabriel
Raciones
8-10
Tiempo
40 minutos (aprox.)
Ingredientes
20gr de Pan rallado

24 Langostinos crudos pelados

12 Rebanadas de pan

2 Huevos

2 dientes de Ajo pequeños

1 pizca de Orégano

1 pizca de Perejil

1 pizca de Pimienta

1 pizca de Sal

1 pizca de Aceite de oliva

Hola! Gabriel comparte con nosotros esta receta para preparar unos crostinis de langostinos. Un crostini, es un clásico aperitivo de la cocina italiana que consiste en una tostadita pan, normalmente al horno, que se condimenta y rellena con diferentes ingredientes para disfrutar al gusto. Él nos propone hacerlos a base de huevos, especias y langostinos. Se nos hace la boca agua!

Elaboración:

1. Equipamos en robot con la cuchilla ultrablade. Ponemos en el bol el ajo y el perejil y lo picamos con golpes de TURBO (velocidad 12 en el modelo i-Companion)

2. Añadimos los huevos, la sal, la pimienta, el orégano, el pan rallado y 12 langostinos en trozos. Trituramos con velocidad 8, 25 segundos. Guardamos en un bol aparte y dejamos reposar en la nevera 20 minutos.

3. Precalentamos el horno a 200º. Tostamos un poco las rebanadas de pan rociando con una pizca de aceite; sólo un poco, que coja color.

4. Sacamos el pan, extendemos una cucharada del relleno que tenemos en la nevera y ponemos un langostino salpimentado encima. Horneamos 10-15 minutos y vamos mirando, vigilando que no se nos queme. Servimos templado o caliente.

 

Nota: Podemos dejar el pan tostado y la mezcla preparada con antelación, y así los hacemos cuando deseemos.

Fuente: Ana Sevilla




Receta
Muffins de Atún, Brócoli y Coliflor
Autor
RecetasCuisine
Raciones
6-8 unidades
Tiempo
40 minutos (aprox.)
Ingredientes
200gr de Brócoli

200gr de Coliflor

120gr de Atún al natural (2 latas de 60gr peso escurrido)

3 Huevos L

5gr de Levadura química

15gr de Queso parmesano rallado en polvo

Especias al gusto (yo he puesto orégano, ajo en polvo y pimienta)

1 pellizco de Sal

Semillas de sésamo tostado, sésamo, amapola…

Hola! Qué os parece si preparamos unos muffins salados. En esta receta, los he preparado con atún, brócoli y coliflor; y han quedado muy buenos, ideales para un picoteo ligero.

Nunca me habría dado por preparar una receta de este tipo, pero desde que me hice amiga de la coliflor, con la receta de la pizza sin harina, con base de coliflor, me he venido arriba! y ahora, pues no pongo tanto reparo en utilizarla. Siempre hay que probar de todo, es lo mejor para descubrir nuevos sabores y que se te ocurran ideas para variar y aumentar nuestro recetario.

Os dejamos con la receta, y al final de ella, encontrarés también un video donde os mostramos cómo preparamos estos super muffins.

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 180º

2. Equipamos el robot con la cuchilla ultrablade. Ponemos en el bol la coliflor y el brócoli, sin los ramilletes y previamente lavado. Programamos velocidad 10, (con el tapón) y pasados unos segundos, aumentamos ha velocidad 12. Bajamos los restos de las paredes del bol y continuamos triturando hasta dejarlo como si fuera cuscús.

2. A continuación, añadimos los huevos que tendremos listos batidos, el atún escurrido, las especias al gusto, la sal, la levadura y el queso rallado. Programamos velocidad 6, 40 segundos.

3. Repartimos la masa en un molde para muffins o magdalenas. Si nuestro molde no es antiadherente, tendremos que engrasarlo antes con un pelín de aceite. Yo he utilizado un molde de silicona, y no he tenido que engrasarlo.

4. Repartimos sobre cada muffin las semillas que hayamos escogido y llevamos al horno donde cocinaremos durante 30 minutos aprox.

5. Sacamos del horno, dejamos unos minutos, desmoldamos y servimos templado o frio.

 

Nota: El atún en lugar de al natural, lo podemos poner en aceite.

 

Aquí tenéis la receta en video. Que no se os olvide suscribiros a nuestro canal de YouTube.