Receta
Tarta de Stracciatella
Autor
RecetasCuisine
Raciones
8-10
Tiempo
50 minutos aprox. (más reposo)
Ingredientes
200gr de Galletas tipo María (1 paquete)

80gr de Mantequilla fundida

20gr de Cacao puro en polvo (tipo Valor) más un extra para decorar

200ml de Nata para montar (mínimo 35% M.G)

3 Hojas de Gelatina

200ml de Nata líquida (puede ser de montar)

4 Yogures griegos de straccietella (o normales)

125gr de Leche condensada

25gr de Chocolate negro picado

Hola! Avisamos que la receta de hoy viene con peligro añadido; concretamente el peligro de que la haces y no te puedes comer solo un trocito porque esta tarta está tremenda!! A demás, ahora es ideal para ponerte hacerla, ya que no necesita horno para su elaboración y se toma fresquita.

Cuando hay que preparar alguna tarta, suelo elegir siempre tipo bizcocho, que son las que más me gustan, pero ojeando una revista de cocina, de repente mis ojos se clavaron en una de sus páginas; tanto, que no podía dejar de mirar ese imponente pedazo de tarta puesto ahí, tan bien colocadito, formando una escena maravillosa esperando que alguien lo recreara en su cocina. Y claro, dio conmigo que me enamoro rápido de tales bellezas, y a la mínima excusa aproveché la ocasión para caer en sus brazos y permitirme el capricho (y el pasón de azúcar, grasas y prefiero no pensar que más) de preparar esta riquísima tarta de stracciatella y galleta.

De vez en cuando me olvido a posta de la vida sana, de que me toca pesarme cada dos semanas y de todo lo demás; y sin remordimiento ninguno, me pongo las botas y saboreo hasta la última migaja de un buen postre. Es más, si no lo hiciera, perdería por completo la ilusión y las ganas de seguir adelante con mi objetivo de sacar a la luz a la mujer en forma que llevo dentro.

Elaboración:

Al final de la elaboración encontraréis la video receta.

1. Con el bol limpio y bien seco, equipamos con el batidor (podemos ponerlo unos minutos antes en la nevera para que esté frío) y añadimos la nata (agitamos bien el envase para que la grasa no quede pegada a las paredes del brik) que ha de estar muy fría para que monte bien.

Programamos con velocidad 7 y pasados unos segundos, subimos a velocidad 8. Batimos hasta que esté montada; sabremos que está lista porque es sonido que hace al batir cambia, y va dejando surcos en las paredes del bol. Mientras dura el proceso (no podemos dar un tiempo fijo) estaremos pendientes en todo momento y pararemos justo a tiempo, porque de excedernos en el tiempo de batido, la nata podría cortarse. Reservamos en un recipiente en la nevera. Al ser poca cantidad, podemos montarla con unas varillas si preferimos.

2. Con el bol limpio y seco, equipamos con la cuchilla de amasar/picar. Ponemos en el bol las galletas troceadas, colocamos el tapón y programamos con velocidad 12 hasta triturar bien.

3. Añadimos el cacao y la mantequilla que habremos fundido unos segundos en el microondas. Programamos velocidad 8, 40 segundos aporx. hasta obtener una mezcla homogénea.

4. Forramos con esta mezcla la base de un molde de 18-20cm. Alisamos y vamos presionando bien con una cuchara, par que nos quede compacto. Reservamos el molde en la nevera.

5. Ponemos a hidratar las 3 hojas de gelatina durante 10 minutos en un bol con agua fría.

6. Calentamos la nata líquida en un cacillo al fuego y añadimos la gelatina ya hidratada y bien escurrida. Removemos hasta que las hojas se disuelvan, retiramos del fuego y dejamos templar.

7. Limpiamos el robot simplemente pasando un papel de cocina y lo equipamos con el batidor. Añadimos los yogures, la leche condensada, la nata con la gelatina, y el chocolate negro picado (reservamos un poquito de chocolate para decorar luego). Programamos velocidad 8, 40 segundos aprox. hasta integrar.

8. Quitamos el batidor y añadimos la nata montada. Mezclamos con movimientos envolventes hasta integrar.

9. Vertemos la mezcla en el molde, sobre la base de galletas, tapamos y dejamos cuajar en la nevera durante al menos 5 horas. Mejor si lo dejamos de un día para otro.

10. Cuando vayamos a servir, desmoldamos con cuidado y espolvoreamos toda la superficie de la tarta con cacao en polvo; esto podemos hacerlo con un colador, para que caiga más fino. Repartimos el chocolate picado y listo para disfrutar.

 

Nota: Se puede hacer con yogures griegos de stracciatella o normales. Yo he preparado la tarta con yogures griegos y queda más cremosa; para mi gusto, mejor con este tipo de yogur, pero podéis elegir el que más sea de vuestro agrado.

Aquí tenéis el video con la receta. Os podéis suscribir en nuestro canal de YouTube.




Receta
Tarta de Mascarpone y Café
Autor
Gabriel
Raciones
Tiempo
Ingredientes
800gr de Queso mascarpone

250gr de Nata para montar

130gr de Azúcar (100 + 30)

130gr de Leche

16 Galletas tipo María (14 si son tipo Digestive, ya que son más grandes)

80gr de Mantequilla

4 cucharaditas de Vainilla (2+2)

2 tazas de Café expreso

10gr de Gelatina neutra (1 sobre)

1 pizca de Canela molida y chocolate rallado (para decorar)

Hola! Es ver una tarta preparada por Gabriel, y no podemos dejar de imaginar lo estupendo que sería poder tomar un trocito, y es que, siempre tienen una pinta sensacional!

En este caso, nos pone los dientes largos con una preparada con mascarpone y café y su aspecto habla por sí sola. Os apetece hacerla? Pues nada, a remangarse y a por ello!

Elaboración:

1. Equipamos el robot con la cuchilla de amasar/picar. Ponemos en el bol las galletas partidas y trituramos con golpes de TURBO (velocidad 12 en el modelo i-Companion)

2. Añadimos la mantequilla derretida y mezclamos con velocidad 6, 30 segundos.

3. Forramos la base de un molde desmontable de 20cm y reservamos en la nevera.

4. Echamos la leche en un vaso y la templamos en el microondas, le añadimos la gelatina y mezclamos bien hasta que se disuelva. Reservamos.

5. Limpiamos la cuchilla y el bol con papel de cocina y lo equipamos de nuevo con la cuchilla de amasar/picar.  Ponemos en el bol el queso, dos cucharaditas de vainilla, 100gr de azúcar y las dos tazas de café. Si acabamos de hacer el café, es importante que lo dejemos enfriar antes, porque si lo mezclamos caliente con el queso frío, podría cortarse. Batimos con velocidad 6, 1 min. 40 segundos.

5. Incorporamos la leche disuelta con la gelatina que teníamos reservada (también fría), y mezclamos con velocidad 6, 20 segundos.

6. Quitamos la cuchilla y acabamos de mezclar con la espátula, hasta que obtengamos una masa homogénea.

7. Vertemos en el molde, sobre la base de galletas y llevamos a la nevera por un tiempo de 4 horas.

8. Pasadas las 4 horas, montamos la nata con los 30gr azúcar restantes, y las 2 cucharaditas de vainilla. Para ello, equipamos el bol (ha de estar bien limpio) con el accesorio batidor y montamos la nata (ha de estar bien fría) con velocidad 7-8, unos 2-3 minutos, estando pendientes en todo momento de que no se nos corte por excedernos en el tiempo de batido. También se puede montar en un bol con la ayuda de unas varillas.

9. Decoramos la tarta con la ayuda de una manga pastelera, y espolvoreamos por encima canela y chocolate rallado.

 

Nota:
Es muy importante hacer el cafè y lo de la gelatina con leche antes y dejar templar mientras seguimos con la receta. El queso frio y el cafè caliente… hacen que se cortè!




Receta
Espuma de Mango
Autor
RecetasCuisine
Raciones
6
Tiempo
30 minutos aprox. (más enfriado)
Ingredientes
2 Mangos (unos 700gr)

200ml de Nata para montar (35% M.G)

2 hojas de Gelatina (2gr cada una)

3 cucharadas de azúcar

El zumo de una lima

Hola! En esta receta dulce de hoy, el gran protagonista es el rey de las frutas tropicales, el mango. Os proponemos hacer una espuma para la hora del postre, de elaboración sencilla, y seguro que os conquista con su textura cremosa y aireada.

El mango tiene un valor calórico muy elevado, por ese motivo, aunque me gusta mucho, no lo tomo de manera habitual; pero de vez en cuando, me gusta preparar cosas con él, como helado, gazpacho, o hacer una salsa para acompañar un salmón al vapor. Y para un día excepcional, los vasitos de mango con crema de yogur que es una receta que sabemos que os gusta mucho.

Esperamos que esta también os mole y se convierta en uno de vuestros postres con mango favoritos.

Elaboración:

Al final de la elaboración os dejamos la video-receta con todo el paso a paso.

1. Comenzamos montando la nata. Con el bol limpio y bien seco, equipamos con el batidor (podemos ponerlo unos minutos antes en la nevera para que esté frío) y añadimos la nata (agitamos bien el envase para que la grasa no quede pegada a las paredes del brik) que ha de estar muy fría para que monte bien.

Programamos con velocidad 6 y batimos hasta que esté firme, y por lo tanto, montada. Sabremos que está lista porque es sonido que hace al batir cambia, y va dejando surcos en las paredes del bol. Mientras dura el proceso (no podemos dar un tiempo fijo) estaremos pendientes en todo momento y pararemos justo a tiempo, porque de excedernos en el tiempo de batido, la nata podría cortarse. Reservamos en un recipiente en la nevera. Al ser poquita cantidad, si lo preferimos, en lugar de en el bol, podemos montarla con unas varillas.

2. Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante 10 minutos.

3. Damos un agua al bol y lo equipamos con la cuchilla ultrablade. Ponemos dentro el mango pelado y troceado, el azúcar y el zumo de lima. Programamos velocidad 12, con tapón, hasta obtener un puré fino.

4. Separamos una parte del puré y lo calentamos en el microondas. Añadimos las hojas de gelatina ya hidratadas y escurridas y removemos hasta que se disuelvan.

5. Añadimos al resto del puré que tendremos en un bol amplio, removemos y dejamos templar.

6. Incorporamos la nata montada y mezclamos mediante movimientos envolventes, con suavidad hasta integrar y obtener una mezcla homogénea.

7. Repartimos en los vasitos donde lo vayamos a servir y dejamos en la nevera por unas 6 horas.

 

Aquí tenéis el video, no se os pase suscribiros a nuestro canal de YouTube, y compartirlo en vuestras redes sociales si os ha gustado.




Receta
Flan de Chocolate sin Horno
Autor
Gabriel
Raciones
Tiempo
15 minutos aprox. (más enfriado)
Ingredientes
300gr de Leche fría

300gr de Nata montar fría

200gr de Chocolate fondant

20gr de Azúcar

4 hojas de Gelatina

1 Huevo

1 pizca de Sal

1 pizca de Canela

1 cucharadita de Café soluble (opcional)

1 cucharadita de Vainilla

Caramelo líquido

Hola! Hoy toca el turno de receta dulce, yen ella, os animamos a preparar este flan de chocolate cuya elaboración no necesita horno, ideal para hacerlo ahora con estos calores, ya que nos refrescará y no correremos el riesgo de que nuestra cocina se convierta en una sauna.  Ya veréis que es muy fácil de preparar, y podréis disfrutar de un rico postre que hará las delicias de los más chocolateros.

La comparte con nosotros Gabriel, de Gabriel en tu Cocina, esperamos que os guste y que paséis por su blog, que seguro que también os gustan las demás recetas que  tiene por allí.

Elaboración:

1. Equipamos el robot con la cuchilla amasar/picar y ponemos en bol el chocolate en trozos. Trituramos a golpes de TURBO (velocidad 12 en el modelo i-Companion). Reservamos.

2. Cambiamos la cuchilla por el accesorio batidor y añadimos al bol sin haberlo lavado, la nata, la leche, el huevo, el azúcar, la canela, la sal, y el café soluble. Programamos Velocidad 6, 90º 7 minutos.

3. Mientras tanto, hidratamos la gelatina en agua fría durante unos 5 minutos.

4. Finalizado el programa, abrimos y añadimos la gelatina bien escurrida, el chocolate triturado y la vainilla. Programamos Velocidad 4, durante 1 min y 30 segundos.

5. Volcamos en un molde caramelizado y dejamos unas horas en la nevera; mejor de un día para otro.

6. Desmoldamos dando unos golpecitos al molde para que suba el caramelo y adornamos a gusto. Servir bien frio.

 

Fuente: Ana Sevilla




Receta
Tarta Selva Negra
Autor
RecetasCuisine
Raciones
8-10
Tiempo
Ingredientes
6 Huevos a temperatura ambiente

160gr de Azúcar

1 pizca de Sal

40gr de Cacao puro en polvo (tipo Valor)

120gr de Harina

1 sobre de levadura química Royal

700ml de Nata para montar (mínimo 35% M.G)

60gr de Azúcar glass

1 sobre de Azúcar avainillado (8gr)

200gr de Chocolate en virutas

Para las cerezas en almíbar (podemos hacerlo o comprar unas guindas)

150gr de Cerezas

1 vaso de ron o whisky

1 vaso de azúcar

1 vaso de agua

Hola! Ya ni recordaba lo que era pasar un cumpleaños de mi madre en casa y poder celebrarlo con ella como se merece, y no a través de una pantallita. Oportunidad perfecta para prepararle una super tarta que la dejara con la boca abierta y pudiera compartir con la familia.

Sabiendo que le encanta el chocolate, se pirria por la nata, y estábamos en época de cerezas, todo apuntaba a que la selva negra iba a ser la elegida para la ocasión. También influyó que justo venía de pasar unos días con Natalia en Berlín, y aunque esta tarta no es típica de la capital, pudimos probarla allí, ya que es uno de los dulces más preciados en la repostería alemana.

Esta tarta tan famosa, se lleva preparando desde el siglo XVI, y su nombre viene dado por la oscuridad de la región de Baden-Württemberg, famosa por sus cerezas, de las que se obtiene el Kirsch, un licor de alta graduación alcohólica. En la receta original se utiliza, pero en esta adaptación que yo he seguido, no lo utilizaban. Es una tarta fácil de preparar, lo que por sus pasos, resulta algo laboriosa, pero que si nos organizamos bien, no nos supondrá ningún esfuerzo. Por ejemplo, podemos preparar el bizcocho el día antes, y una vez frío, lo guardaremos en la nevera bien envuelto. De este modo,  tendremos tarea adelantada y nos dedicaremos al relleno el día que vayamos a servirla.

Esperamos que os guste y os sirva para poner el broche final a una celebración señalada.

Al final de la elaboración encontraréis el video con la receta en nuestro canal de YouTube. Si aún no os habéis suscrito, os estamos esperando!

Elaboración:

Si vamos a hacer nosotros las cerezas en almíbar, el día antes, las colocaremos en un recipiente (sin rabito y deshuesadas) y añadiremos el licor elegido. Removemos, y dejamos macerando durante toda la noche. Si es época de cerezas, pues aprovecharemos para hacerlo, y si no, pues compraremos unas guindas. Dejamos alguna cereza con rabito y hueso sin macerar para luego decorar la tarta.

Si en lugar de hacer nosotros las cerezas, compramos guindas; escurriremos las guindas y mezclaremos el líquido que queda en el bote con medio vaso de ron. Con esta mezcla será con lo que empaparemos después los discos de bizcocho y nos saltaremos el paso de hacer el luego el almíbar.

Preparamos el bizcocho

1. Equipamos el robot con el batidor y ponemos en el bol los huevos y el azúcar. Programamos velocidad 5, 5 minutos.

2. Añadimos la harina, una pizca de sal, el cacao y la levadura. Mezclamos con velocidad 6, 15 segundos; quitamos el batidor y terminamos de mezclar con la espátula, con suavidad, hasta obtener una mezcla homogénea.

3. Vertemos la mezcla en un molde redondo de 18 o 20cm de diámetro. Si nuestro molde no es antiadherente, lo engrasaremos previamente con un poquito de mantequilla. Cocemos unos 30-35 minutos, en el horno que tendremos precalentado a 180º con calor abajo. El tiempo dependerá del tipo de horno; pasado el tiempo, podemos pinchar el centro con un palillo, y si sale limpio, lo tendremos listo, si no, pues dejamos unos minutos más hasta que se haga bien.

4. Sacamos del horno, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Montamos la nata

1. Con el bol limpio y bien seco, equipamos con el batidor (podemos ponerlo unos minutos antes en la nevera para que esté frío) y añadimos la nata (agitamos bien el envase para que la grasa no quede pegada a las paredes del brik) que ha de estar muy fría para que monte bien. Programamos con velocidad 7 y pasados unos segundos, subimos a velocidad 8.

2. Cuando apreciemos que la nata está semi montada, añadimos por el bocal el azúcar glass junto al sobre de azúcar avainillado. Continuamos batiendo hasta que esté firme, y por lo tanto, montada. Sabremos que está lista porque es sonido que hace al batir cambia, y va dejando surcos en las paredes del bol. Mientras dura el proceso (no podemos dar un tiempo fijo) estaremos pendientes en todo momento y pararemos justo a tiempo, porque de excedernos en el tiempo de batido, la nata podría cortarse. Reservamos en un recipiente en la nevera.

Preparamos el almíbar

1. Ponemos un vaso de agua y otro de azúcar a fuego medio/bajo. Removemos y dejamos durante unos minutos hasta que se forme un almíbar.

2. Escurrimos las cerezas del licor donde han estado macerando, las reservamos, y el líquido lo añadimos al cazo. Subimos el fuego, dejamos un par de minutos, apagamos y pasamos a un plato hondo o recipiente para que se enfríe.

3. Las cerezas, las picamos de forma irregular. Algunas en trozos más pequeños, otras simplemente por la mitad, o como prefiramos luego encontrarlas por la tarta.

Montamos la tarta

1. Cuando el bizcocho esté completamente frio, lo cortaremos con un cuchillo de sierra o una lira de repostería en tres discos iguales. Es importante que esté bien frío, porque si no, se nos podría romper al ir a cortarlo.

2. Colocamos los discos en nuestra superficie de trabajo y los empapamos con el almíbar. Sobre dos de ellos, extendemos una capa generosa de nata montada y sobre ella,  repartimos las cerezas macereadas, que tendremos picadas a nuestro gusto.

3. Colocamos un disco encima del otro, y por último, colocamos el tercero que nos falta. Cubrimos todo con nata (dejamos un poquito de nata para hacer luego unos rosetones para decorar).

4. A continuación, cubrimos toda la tarta con las virutas de chocolate, presionando ligeramente para que se adhieran. Las podemos hacer rallando el chocolate o picando fino con un cuchillo. También se puden sacar virutas fundiendo el chocolate, estirándolo sobre una superficie lisa y dejar que enfríe. Una vez frío, lo iremos despegando con una espátula rígida, se irá rompiendo y obtendremos estas virutas.

5. Por último, con una manga pastelera, hacemos unos rosetones encima de las virutas de chocolate, colocamos encima una cereza y guardamos en la nevera para poder servir pasado un tiempo.

 

Nota: Si no tenemos un deshuesador, podemos quitar el hueso a las cerezas presionado el centro con una pajita o la punta de una boquilla de las de la manga pastelera. Al hacer fuerza, el hueso saldrá por el otro extremo y las tendremos listas.

 

Os dejamos con el video. Si os gusta, podéis compartilo en vuestras redes sociales.