Bao de Presa Ibérica con Salsa de Barbacoa y Miel

Receta
Bao de Presa Ibérica con Salsa de Barbacoa y Miel
Autor
RecetasCuisine
Raciones
4 unidades
Tiempo
Ingredientes
Para los panes

25gr de Agua

3gr de Levadura seca de panadero

2gr de Levadura química

125gr de Harina floja

10gr de Azúcar

45gr de Leche

12gr de Aceite vegetal

1gr de Sal

Para la salsa

1 cucharadita colmada de Miel

2-3 cucharadas de Salsa barbacoa

1 chorrito de Salsa perrins

Unas gotas de tabasco

Para el relleno

230gr aprox. de Presa ibérica (2 filetes no finos)

Aceite de oliva

Sal

2 puñados de Cacahuetes fritos

1 cucharadita de Perejil picado

2 gotas de Aceite de sésamo

Hola! Hoy os traemos esta receta para que hagáis en casa unos baos de presa ibérica con salsa de barbacoa y miel. Estos panecillos de origen tailandés y cocidos al vapor, son una delicia que se pueden degustar por los puestos de comida callejera del país asiático; y cada vez es más común encontrarlos por los establecimientos de restauración en España, ya que gustan bastante y dan mucho juego a la hora de combinar los diferentes rellenos. En esta ocasión, hemos optado por el cerdo y la barbacoa, pero si tenéis otras preferencias, podéis quedaros con la receta de los panes y prepararlos a vuestro gusto con lo que imaginéis o tengáis a mano por casa. Seguro que os molan!

Elaboración:

1. Primero preparamos la mezcla de la salsa para que mientras hacemos los panes se asienten los sabores. En un bol mezclamos la miel, que si es buena y está compacta, la pondremos unos segundos al microondas para que tenga una textura fluida.

2. Añadimos la salsa barbacoa y mezclamos. En casa utilizamos salsa original americana para barbacoa de la marca Stubb´s, que es una pasada. Añadimos también el chorrito de perrins (si tenéis) y unas gotas de tabasco para que tenga un punto picante, pero no mucho. Mezclamos bien y probamos de sabor para ir rectificando los ingredientes que haga falta hasta dejarlo a nuestro gusto. Tapamos y nos ponemos a preparar los panes.

3. Equipamos el robot con la cuchilla de amasar/picar. Ponemos en el bol todos los ingredientes para hacer los panes y programamos Pastry P1. Observamos, y si vemos que la masa no se une, y se hace como bolitas al fondo, pues añadimos por el bocal un pelín de agua, sin pasarnos.

4. Sacamos la masa del bol y la volcamos en la encimera espolvoreada con un poquito de harina. La masa será muy manejable, y si se nos pegara en las manos, nos las frotamos con harina. Amasamos y hacemos una bola. Quitamos la cuchilla, ponemos la masa en el bol y dejamos que repose a 30º durante 40 minutos con el tapón puesto. El robot se programa automáticamente tras el amasado para realizar esta función.

5. Pasado este tiempo, sacamos la masa (que no habrá crecido mucho) y la volcamos de nuevo en la encimera espolvoreada con harina. Reamasamos y formamos un rulo que cortaremos en cuatro porciones del mismo tamaño para que todos los bocadillos sean iguales de peso, o al menos eso intentaremos.

6. Con estas porciones, hacemos bolas y aplanamos (sin apretar mucho) con el rodillo, dejaremos con una forma ovalada.

7. Ponemos un trozo de papel de hornear en la mitad de la masa y la doblamos sobre el papel. Ponemos este papel para que la masa no se pegue al doblarla, ya que hay que cocerlo así, doblado.

8. Colocamos en la vaporera un trozo de papel de hornear, lo recortamos a medida que cubra todo el fondo y vamos poniendo encima los panes. Lo haremos dejando espacio entre ellos, ya que durante el tiempo que dejemos de reposo, crecerán y si no dejamos este espacio podrían pegarse.

9. Tapamos con un paño ligeramente húmedo y dejamos reposar durante 30 minutos aprox. en un lugar cálido.

10. Pasado este tiempo de reposo, llenamos el bol con agua caliente hasta la marca de 0.7L, ponemos la tapadera del robot y colocamos la vaporera en su posición, también con la tapadera puesta. Programamos vapor 100º, 12 minutos.

11. Aprovechamos este tiempo en el que se cocina el pan, para ir preparando en un mortero una picada con los cacahuetes, el perejil, un chorrreón de aceite de oliva y un par de gotas de aceite de sésamo, cuidado de no pasarnos añadiendo, o será a este aceite a lo único que sepan nuestros baos, ya que el aceite de sésamo aporta muchísimo sabor, y con unas gotas será suficiente. Si no tenemos, pues lo hacemos sin él.

Machacamos los cacahuetes, que se rompan bien y queden trocitos menudos, pero sin triturar mucho o se nos formará una pasta y lo que queremos es encontrar estos trozos para que le de un toque crujiente a cada bocado.

12. Para hacer la carne, preparamos una plancha o sartén bien caliente, untamos los filetes con aceite de oliva y cocinamos a fuego fuerte un par de minutos por lado, que nos queden hechos por fuera, pero jugosos por dentro. Si os gusta otro punto de la carne más hecho, pues se deja más tiempo. Yo si fuera ternera, lo dejaría practicamente crudo en el interior, pero el cerdo me gusta un poco más hecho. Salamos la carne y la cortamos en tiras.

13. Una vez hechos los panes, los dejamos reposar unos minutos en la vaporera, sin abrirla, para que se asienten y no se desinflen.

14. Rellenamos los baos con la carne y regamos con la salsa. Ponemos también la picada de cacahuetes y servimos al momento.

 

Nota: Si en lugar de levadura seca, utilizamos levadura fresca, pondremos 6gr que disolveremos antes en los 25gr de agua templada. Añadimos al bol y agregamos el resto de ingredientes para los panes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.